Medicina

La anestesia y el cambio climático

La anestesia es un acto médico controlado que utiliza fármacos para bloquear la sensibilidad táctil y dolorosa de un paciente, y se realiza para todo el cuerpo o partes del mismo.

En la anestesia general se utilizan gases como helio/oxígeno (Heliox), óxido nitroso/oxígeno (Entonox), isoflurano, desflurano y sevoflurano entre otros. Estos elementos se están acumulando en la atmósfera contribuyendo de cierta forma al cambio climático.

Como es bien sabido, tales gases de anestesia al igual que el dióxido de carbono permiten almacenar más energía del Sol en la atmósfera. Además, estos gases son mucho más potentes en sus efectos como gases de efecto invernadero. Un ejemplo es el del desflurano , un kilo de este compuesto equivale a 2.500 kilos de dióxido de carbono en términos de potencial de calentamiento de efecto invernadero según el científico Martin Vollmer que trabaja para el estudio en Laboratorios Federales Suizos para la Ciencia de Materiales y Tecnología en Dubendorf, Suiza.

Según este estudio, en la última década las concentraciones de anestésicos como desflurano, isoflurano y sevoflurano han ido en aumento a nivel global en la atmósfera. Los científicos alertan de que han detectado los compuestos en lugares tan lejanos como la Antártida.

Además informan que en 2014 la concentración atmosférica de desflurano era de 0,30 partes por trillón (ppt). El isoflurano, sevoflurano y halotano llegaron a 0.097 ppt, 0,13 ppt y 0,0092 ppt, respectivamente. El dióxido de carbono que llega a 400 partes por millón en 2014 es mil millones de veces más abundante que el más frecuente de estos anestésicos, sin embargo, tiene un menor potencial de calentamiento que los gases anestésicos. Esto es debido a que tales gases utilizados en la cirugía médica presentan mayor peso molecular además de ser unos compuestos estables en la atmósfera al igual que el dióxido de carbono.

Por otra parte, el equipo de investigación no incluye el óxido nitroso que es un gas común que se utiliza para la anestesia general, puesto que tiene diferentes fuentes distintas a los anestésicos.

En cuanto a las mediciones, los investigadores tomaron medidas en diferentes zonas del planeta, comparando el hemisferio norte y el sur para que los datos sean los más fiables posibles. Las estimaciones globales se sacaron mediante un modelo de datos de dos dimensiones de transporte atmosférico y químico.

Aunque los gases anestésicos no son los principales causantes del efecto invernadero de origen humano, cada vez hay una mayor preocupación entre los especialistas que trabajan en la industria de salud. Un hospital de tamaño medio puede generar un impacto sobre la atmósfera equivalente al uso de centenares de automóviles.

Lo más importante es que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha reconocido que el cambio climático es mayor problema del siglo XXI y es nuestra responsabilidad actuar en este sentido para reducir las emisiones.

Fuentes:

Ecoticias

Eduardo Víctor Crego: “Toxicidad de los anestésicos inhalatorios”

 Sugerencias para reducir el impacto del cuidado de la anestesia en el calentamiento del planeta

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Facebook IconYouTube IconTwitter IconLinkedInLinkedIn