Estás en: Fundación Vida Sostenible > Informe > Sociedad y Medio Ambiente > Salud > Riesgos > Exposición a tóxicos

Sociedad y Medio Ambiente

Exposición a tóxicos

Noviembre 2012

En el puesto de trabajo

Alrededor de 74.000 europeos mueren cada año por la exposición a sustancias contaminantes en su puesto de trabajo. La Agencia Europea para la Seguridad y Salud en el Trabajo (EU-OSHA), advierte de que este tipo de contaminación causa 10 veces más muertes que los accidentes laborales.

Según un informe que ha difundido, en 2009, este organismo, un 19% de los trabajadores europeos está expuesto a vapores tóxicos en su lugar de trabajo y otro 15% está obligado a manipular sustancias peligrosas dentro de su rutina diaria. Prácticas que, sin las medidas de protección adecuadas, pueden causar graves problemas de salud.

Situación en España

Más de tres millones de trabajadores españoles están expuestos a sustancias químicas en el puesto de trabajo. Se estima que dos millones de ellos manipulan productos que tienen efectos tóxicos y con efectos a largo plazo. Sin embargo, muy pocos de los accidentes y enfermedades relacionados con las sustancias químicas se registran como tales.

Así lo afirma un amplio y detallado estudio que hizo público el Instituto Sindical Trabajo, Ambiente y Salud (ISTAS), del sindicato CC OO, en junio de 2005; donde se denuncia que la exposición de los trabajadores a sustancias químicas peligrosas está muy extendida, y que el uso de estas sustancias está produciendo un importante daño sobre la salud, no reconocido por las estadísticas oficiales.

En un siguiente informe, de junio de 2006, el ISTAS reveló que el número de muertos que se registran en España por cánceres de origen laboral asciende a 5.000. El informe fue elaborado por el epidemiólogo Enmanoil Kogevinas. Según sus estudios, en el año 2004, unos cinco millones de trabajadores españoles habrían estado expuestos a agentes cancerígenos, lo que supone el 25,4% del total. Además, ha estimado que en 2002 se produjeron unos 8.000 nuevos casos de cáncer laboral, así como 5.000 muertes, aunque Sanidad reconozca muy pocas, concreta y oficialmente, 6 cánceres laborales en 2004.

En España, los trabajadores de las centrales nucleares son los que tienen mayor riesgo de padecer cáncer, incluso cuando la dosis de radiación a la que están expuestos es pequeña. Entre otras actividades en las que hay un mayor número de exposiciones a agentes cancerígenos están, según datos de la VI Encuesta Nacional de Condiciones de Trabajo, elaborada por el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo: la construcción (46%), la industria (37,7%), la agricultura (30,4%) y los servicios.

La lista de los productos cancerígenos a los que más estuvieron expuesto los trabajadores españoles en 2004 está encabezada por la radiación solar, a la que siguen el sílice y el cristalino, el humo del tabaco ambiental, el humo de motor diesel, el polvo de madera, el radón y sus productos descompuestos, las fibras minerales artificiales, los compuestos de cromo VI, hidrocarburos policíclicos aromáticos, benceno, formaldehído, componentes del níquel, plomo y amianto.

La UE evaluará los contaminantes ambientales que afectan a la salud.

Durante dos años, los expertos han evaluado la exposición de la población a cinco contaminantes prioritarios: mercurio, cadmio, cotinina, metabólitos de ftalatos y Bisfenol A, tanto en entornos rurales como urbanos.
La muestra poblacional era la misma en todos los países participanes, al igual que los biomarcadores y el sistema de garantía de calidad para asegurarse de que los datos de ls análisis fueran comparables.

Los resultados refrendan que los hábitos de vida, la localización y el clima afectan a los resultados según el país evaluado y aunque, de manera general, no existe riesgo para la salud en los niveles detectados en España, los niveles de contaminación en mercurio son de los más altos así como algunos de los metabolitos de pftalatos.

Los investigadores participantes, han comprobado que es posible realizar estudios en Europa de biomonitorización de manera armonizada, así como necesario, desarrollar comisiones nacionales y europeas que propongan las acciones preventivas o correctivas necesarias para garantizar la salud en conjunto con las políticas medioambientales.

La biomoniorización humana (HBM) ha demostrado ser una herramienta muy útil para la protección de la salud humana y la prevención de enfermedades ambientales, ya que proporciona una medida integrada de la exposición de los contaminantes en el ser humano. Para conseguir dicha medida se analizan los contaminantes o sus metabolitos en muestras de pelo, sangre u orina.

La evaluación de biomarcadores o los estudios de biovigilancia determinan la exposición interna en los individuos, proporcionando una base para estimar los riesgos de salud mediante la integración de todas las fuentes de exposición: medioambiental, dieta y estilo de vida.

Enlaces de interés:

www.istas.ccoo.es
http://osha.europa.eu/en

Fuentes:

El País, 12 abril 2005
El Mundo, 30 junio 2005 y 1 junio 2006
El Mundo, La Semana/elmundosalud.com, 2 abril 2009
Ecoticias.com, 14 noviembe 2012

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Facebook IconYouTube IconTwitter IconLinkedInLinkedIn