Transporte

Etiquetado de neumáticos en la UE

Noviembre 2012

Desde el 1 de noviembre de 2012 es obligatorio que todos los neumáticos comercializados en el mercado comunitario lleven una etiqueta. Esta clasificará las ruedas según su eficiencia energética en función de su consumo de carburante, su estándar de seguridad entendiendo como tal su adherencia en suelo mojado, y su confort acústico que se consigue valorando el ruido exterior de rodadura que liberan.

Este reglamento se aplica a los neumáticos en venta que pertenezcan a las categorías C1, C2 Y C3.. De momento no afecta a las gomas para bicicletas, motos, tractores, maquinaria de obra pública, neumáticos de carreras o con clavos u offroad, de coches clásicos e incluso recauchutado.

A partir de julio del 2012, todos los neumáticos incluidos en las categorías C1 y C2 debían llevar una pegatina o etiqueta cuando fueran conducidos de la fábrica al punto de venta. Además, los minoristas estarán obligados a facilitar la etiqueta a los compradores durante la venta. Pero a partir de este mes, será obligatorio para todos.

Los neumáticos con mejores calificaciones ahorran combustible, ofrecen más seguridad y generan menos ruido y contaminación.
En este sistema de etiquetado de eficiencia energética se mide conforme a un coeficiente de resistencia a la rodadura o CRR. Se clasifica por niveles que van desde el color verde y la letra A para indicar el más alto nivel de eficiencia hasta el color rojo y la letra G de menor eficacia, muy similar al que se utiliza en los electrodomésticos.
La relación no es lineal, pero por cada letra que se añade, el neumático genera un consumo aproximadamente 0,5 l/100 km superior de media, lo que a la inversa viene a suponer un ahorro de un 7,5%.

Dentro de esta nueva ley se impone un calendario de eliminación progresiva de los modelos que más consumen:

– A partir del 1 de noviembre de 2012 no se podrán fabricar neumáticos de eficiencia energética G, ni de clase F o G en agarre en mojado.

– A partir del 1 de noviembre de 2016 no se podrán fabricar ruedas de eficiencia energética F, dos años después no se podrán poner a la venta.

El nuevo etiquetado se aplica a los turismos, vehículos comerciales, todoterrenos, camiones, autocares y autobuses. Los neumáticos clasificados como recauchutados, con clavos, off-road, competición y colección quedan excluidos.

El incumplimiento del etiquetado lleva asociado unas sanciones según la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios. El infractor podría tener que pagar unas sanciones de hasta 3.005,06 euros (infracciones leves), de hasta 15.025,30 euros (graves) y de hasta 601.012,10 euros (muy graves).

Los fabricantes tienen que ofrecer estos datos en toda su información comercial y añadirlo como una pegatina en las ruedas; al igual que los distribuidores.

La nueva etiqueta de los neumáticos ofrece tres bloques básicos de información:

1. Eficiencia energética: utiliza las clases de eficiencia de combustible que van desde las mejores prestaciones (color verde, clase A) a las que más consumen (color rojo, clase G). Un vehículo de clase A ahorra un 7,5% de combustible.

2. Agarre en suelo mojado: se relaciona con la capacidad de las ruedas para detener un vehículo de manera rápida en carreteras mojadas. La clase A es la que más agarre ofrece, pudiendo frenar hasta 18 metros antes que otro con neumáticos de agarre G.

3. Ruido: emitido por la fricción de la rueda y medido en decibelios. Cuantas más ondas aparezcan en el símbolo de la etiqueta, más ruido produce el neumático. Para ello, la normativa europea añade una nueva marca, en el que si el ruido está por debajo de 68 decibelios (clase C1 turismos), de 69 decibelios (clase C2, vehículos de transporte ligero) o 70 decibelios (clase C3, vehículos de transporte pesado).

Consejos para mejorar los neumáticos

Los neumáticos en buen estado no deberían cambiarse, pese a ser más eficientes, ya que se consumirían materiales y residuos, a parte del gasto económico que conllevan.
Sin embargo, el consumidor todavía podría ahorrar en gasto económico si llevase los neumáticos con la presión adecuada.

También deberíamos estar atentos si hay un plan Renove para el cambio de los neumáticos viejos por estos más eficientes.

Fuentes:
Europa Press, 24 de noviembre de 2009
Consumer.com, 27 de noviembre de 2009
Isrcer.org, 3 de diciembre de 2009
ABC, 27 de julio de 2012
www.tecnologiambiental.es, 5 de noviembre de 2012

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Facebook IconYouTube IconTwitter IconLinkedInLinkedIn