Estás en: Fundación Vida Sostenible > Informe > Residuos > Tipos de residuos > Vidrio > El vidrio como envase

Residuos

El vidrio como envase

Octubre 2014

El vidrio es un compuesto de silicatos que se funden a 1.200 grados centígrados, principalmente silicatos procedentes del cuarzo o arena, añadidos con caliza sosa (las que determinan propiedades como el color). 



El vidrio se clasifica según su procedencia en industrial como: ventanas, fibra óptica, cristales blindados, cristales de coche. Y en doméstico como los envases y botellas. Se clasifica también por color: verde, blanco, extra blanco y opaco. 



Los defensores del vidrio frente a otros materiales sostienen que forma parte de la naturaleza, no es consecuencia de la manipulación química (como los plásticos), es una materia prima abundante, su extracción es sencilla y no contaminante y su degradación química no produce lixiviados. 



Un dato de interés es saber que el material obtenido efecto de la recuperación del vidrio es indistinguible del original, es decir, mantienen la misma calidad y cualidad que el original (no como los plásticos). El nuevo material reciclado mantiene al 100% su cualidades, siempre es reciclable, ahorra energía en el proceso de fabricación de nuevos envases y se aprovecha íntegramente la materia. 



Es por esto que, de todos los materiales por peso, volumen y valor que se reciclan el más rentable es el vidrio, seguido de los metales acero y aluminio. Significa que, el vidrio al mantener sus cualidades tras cada proceso de utilización y reciclado, la materia no merma, no pierde calidad ni valor. Esta práctica ha sido y es un negocio rentable, debido al circuito cerrado de reciclaje. 



Entre las principales ventajas de la utilización vidrio, de tantas que podrían citarse, son: 


– Se fabrica con materias primas abundantes en la naturaleza, principalmente arena. 


– La extracción de la materia prima es sencilla y no contaminante.

– Es químicamente inerte frente a líquidos y productos alimentarios. 


– Es higiénico, posee fácil limpieza y es esterilizable. 


– Es inodoro, no transmite los gustos ni los modifica. 


– Garantiza las mejores e inalterables condiciones de calidad y del sabor de los alimentos. 


– Es transparente. 


– Posibilidad de utilizar vidrio anti-UVA que impide que las radiaciones ultravioletas perjudiquen al producto. 


– Es rígido y resistente a presiones internas, así como a altas temperaturas. 


– Compatible en microondas. 


– Impermeable a los gases, vapores y líquidos lo que garantiza la conservación y vitaminas del alimento incluso en almacenamientos prolongados. 


– Moldeable, con versatilidad de formas y colores. 


– Permite envases preformados y personalizados.

– El vidrio puede reciclarse al 100% y no pierde ninguna de sus cualidades.

Además, el vidrio ha permitido combinar las dos principales exigencias de los envases de una sociedad comprometida con el medio ambiente: reutilizable o para un sólo uso. Ambas son complementarias y, conjuntamente, responden a las necesidades que del envasado exige cada uno de los públicos.

Enlaces de interés:

www.ecovidrio.es

Fuentes: 


Fundación Vida Sostenible, 2004

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Facebook IconYouTube IconTwitter IconLinkedInLinkedIn