Movilidad sostenible

El coche del futuro se hace esperar

electrico1000

Hace unos días pudo verse en una céntrica calle de Madrid un cochazo pintado de negro que se movía sin hacer ruido. Sí, era un Tesla, y hay muchos más circulando silenciosamente por nuestras calles y carreteras, acompañados de los algo más numerosos Nissan Leaf, Renault Zoe y Twizy y otros modelos eléctricos, el coche del futuro. Nadie lo duda, pero este futuro, ¿será cercano o lejano? Para dilucidar esta cuestión, hemos planteado un debate sobre la presencia del coche eléctrico en la transición hacia sostenibilidad.

Partimos de un hecho firme: las ventas de coches eléctricos, en España, no llegan al 1% de las ventas totales de coches. En 2016 se vendieron casi 5.000, y algo más de 30.000 híbridos, contra unas ventas totales de 1,15 millones de vehículos. Por cada coche eléctrico, hoy se venden 230 coches de motor de explosión. ¿Y mañana?. Una reciente encuesta entre un grupo de conocedores del asunto dio porcentajes de coches eléctricos circulando por las calles en el año 2030 entre el 1% y el 40%. No nos ponemos de acuerdo, salvo en que los coches híbridos parecen consolidarse como transición lógica entre el motor térmico y el eléctrico.

Saliendo de nuestro país, la cosa cambia y nos puede dar pistas. Francia tiene una excelente red de puntos de recarga rápida. El caso de Noruega es muy llamativo. Buenos sueldos medios y muy sustanciosas ayudas del gobierno, principalmente en forma de  exenciones de impuestos, hacen que un Tesla resulte un modelo muy accesible. También es cierto que Tesla está ya fabricando su modelo 3, que se supone que se venderá por unos 40.000 euros. Incluso ya existe un cierto mercado de Teslas de segunda mano.

El Tesla es la tercera generación de eléctricos. Los vehículos de la primera parecían carritos de golf y los de la segunda utilitarios bastante normales con enchufe en lugar de depósito de gasolina, pero los de la tercera (Tesla) son cochazos. Con un Tesla puedes ir con la cabeza muy alta a cualquier parte, cosa más importante de lo que parece si se trata de comprar un coche.

Se trata del efecto reunión de amigos (o de cuñados, o primos). Cualquier sugerencia de comprar un coche eléctrico recibe la incredulidad como respuesta, y dos argumentos demoledores incontestables: ¿dónde los recargas? y “te quedas tirado a los pocos kilómetros”.

Es cierto que en los eléctricos más convencionales, como el Zoe o el Leaf, queda mucho por hacer. La autonomía es escasa, el precio demasiado elevado, y el coche no ofrece nada que pueda compensar estos hándicaps.

Volviendo a nuestro coche eléctrico favorito, Tesla ofrece energía gratuita en los puntos de recarga rápida a sus usuarios. Un punto muy positivo a este respecto de la ley española que regula la recarga de vehículos eléctricos es no se necesita el permiso de la comunidad de vecinos para instalarlos, a diferencia de lo que ocurre en otros países. Solo hace falta instalar un enchufe trifásico para la recarga nocturna, que sale por un precio inferior a los 2 euros.

El coche eléctrico tiene como principal punto fuerte un coste de operación muy bajo: la energía eléctrica es mucho más barata que la gasolina o el gasoil, las averías casi no existen, la ITV es más fácil de pasar e incluso (por ahora) este tipo de coches no paga  impuestos ni aparcamientos y está autorizada su circulación por zonas restringidas para los vehículos convencionales. Otra alternativa es la moto eléctrica, como el modelo Zero S:, 325 km de autonomía por 12.000 €.

El problema está en su elevado precio inicial, derivado de las baterías, por el hecho de  contener éstas materiales valiosos y caros, como el litio. Por el contrario, la parte de información y control (pantallas, displays informativos, software, sensores), etc., es muy barata. La adaptación del coche eléctrico a sistemas de coches autónomos / compartidos / funcionando en red en smart cities es muy sencilla. Nota: los eléctricos son más ligeros que los convencionales y podrían serlo más. Otra ventaja: tienen la posibilidad de absorber energía del entorno, principalmente la luz solar, vía paneles fotovoltaicos.

Parece ser que la conducción eficiente, es decir, sacar el máximo partido de la recuperación de energía en la frenada regenerativa, puede aumentar mucho la autonomía de estos coches. (Un Tesla recorrió 1000 km con una sola carga de batería). Los eléctricos tienen grandes posibilidades de recuperación y “reciclaje” de la energía. Las pantallas del salpicadero muestran cómo la energía viaja de la batería a las ruedas o de las ruedas al motor.

La tecnología parece que funciona, pero la cultura es otra cosa. Es importante el asunto del status como argumento principal del comprador de un coche. Los coches eléctricos no transmiten la impronta de “calidad y exclusividad” que proporciona un SUV, el tipo de coche más vendido últimamente. La barrera cultural es fundamental, y la publicidad no hace casi nada para levantarla. Por ejemplo, casi nadie recuerda anuncios de coches eléctricos. Aunque esto podría estar cambiando, véanse los anuncios del Hyundai Ioniq o del Toyota Hybrid.

Mientras tanto, la industria europea del automóvil sigue metida en el callejón sin salida de la reducción de emisiones. Miles de ingenieros ultracualificados estiran penosamente el hilo agotado del coche de gasoil o gasolina mientras un puñado de ingenieros, en otra parte del mundo, diseñan la movilidad del futuro.

Con la participación de Jesús Alonso Millán, Cecilia Barrera Gamarra, Alice Cognez, Iván Gálvez Rochel y Casilda Nogales Solórzano.

19 comentarios sobre
El coche del futuro se hace esperar

  1. Y este señor? Parece un mercenario de los oligopolios de la energía eléctrica!!!

    Vd. no sabe lo que contaminan las baterías y su producción? Y su reciclaje?

    Hablando del coche (y del transporte) en el futuro, porqué no habla del hidrógeno?

    A cuantos investigadores de energías LIMPIAS han echado? A cuantos los han dejado sin subvención en la universidades (cada día más influenciadas y dirigidas por los sectores económicos y especuladores financieros)?

    Hablar de un futuro así, ni es futuro ni es ná….

    1. Si hablamos de eficiencia, el eléctrico con batería es muchísimo más eficiente que uno con hidrógeno, porque almacenar la electricidad en baterías tiene una eficiencia superior al 90%. Sin embargo convertir electricidad en hidrógeno, comprimir el hidrógeno, y luego dentro del coche volver a descomprimir el hidrógeno y convertirlo en electricidad provoca que la mitad de la enegía inicial se pierda haciendo todas esas operaciones.
      Desperdiciar así la energía es muy poco ecológico. Fabricar las baterías por supuesto que contamina (como todo) pero las baterías son 100% reciclables, mientras que el hidrógeno habría que fabricarlo (consumiendo energía) cada día.

    2. El “coste” en contaminación por fabricación y reciclaje de las baterías es milenios luz menor al de la contaminación producida por un coche gasolina o diésel.

      El coste en euros de las baterías es actualmente competitivo, no ha parado de bajar y lo seguirá haciendo al aumentar la producción, además de nuevos desarrollos y materiales de fabricación.

      Además de que la capacidad de producción limpia de energía eléctrica es ilimitada (y asequible, cada vez más) con el sol, al contrario que el petróleo, que tiene unas reservas que se acabarán algún día, lejano o cercano, además de que el petróleo es MÁS CARO, MÁS CONTAMINANTE Y NO ES SOSTENIBLE como combustible para la mobilidad de las personas.

      1. Roberto, tengo unas preguntas: ¿Con qué se fabrican las placas solares y los molinos? ¿Con arena, madera y piedra? ¿Cuánta energía fósil llevan embebidas? ¿Cuál es su vida útil y su balance energético final? (TRE).

    3. El hidrógeno, como la electricidad, no es una fuente de energía, sino un vector (una “forma” de energía). Tiene el mismo problema básico que la electricidad: ¿Cómo lo obtienes?

    1. Elon Musk no ha inventado absolutamente nada. Sus coches van provistos de una batería normal y punto. Sus publicitadas baterías domésticas, que nos iban a inundar en un par de años, ni están ni se las espera, porque no tienen nada de especial (sólo diseño) y son carísimas. Musk es un estafador que va pidiendo subvenciones para su mega fábrica y nada más, y lleva años con el bluf. La producción del coche eléctrico nunca será escalable.

  2. El coche eléctrico ya está aquí, y ha llegado para sustituir a los térmicos. Los costes de las baterías están bajando un 10% cada año, y se calcula que en como máximo 3 años el coste de un eléctrico será igual al de un térmico.
    Cuando eso paso nadie más volverá a comprar un térmico, porque los eléctricos son más baratos de hacer circular, más baratos de mantener, casi no tienen averías porque solo tienen una batería y un motor eléctrico (que son muy fiables), aceleran más rápido, no contaminan, etc.
    Y los europeos estamos perdiendo este tren, y los españoles como siempre nos esforzamos mucho en perder las oportunidades de ser un país industrialmente potente.

  3. Buenas tardes, todos puntos negativos de los coches electricos se resolve con un modelo de bateria standard.
    Así las gasolineras podrian funcionar como punto de venta de energia así como lo hacen con la gasolina.
    El cliente entra en la gasolinera y cambia su bateria vacia por una cargada y sigue viaje. (és mas rapido que llenar el depósito de gasolina)

    perdón por el mal castellano, soy português.

    Saludos

    José Oliveira
    (ingeniero)

    1. José Oliveira: ¿Crees que se podrá mantener el complejísimo sistema tecno-industrial mundial con energías renovables? ¿Y que además creciendo, como quieren políticos y ciudadanos, al menos al 3% anual? (es decir, duplicando el tamaño de la producción y consumo cada 23 años?).
      Ni siquiera va a haber para mantener ni la mitad de lo que ahora tenemos montado.

  4. Mientras que la producción de electricidad no sea de origen renovable no se puede decir que el coche eléctrico sea el coche del futuro.

    El coche eléctrico sigue manteniendo todos los inconvenientes. No por ser eléctrico, sino por ser coche. Las infraestructuras necesarias ocupan el 75% del espacio público cuando los usuarios son el 25% de la población de las ciudades.

    El coche eléctrico es un cambio de imagen del sistema actual de movilidad predominante que intenta perpetuarse

    1. Muy acertado. Pero nunca produciremos tanta energía renovable. Los combustibles fósiles eran millones de años de energía concentrada: no hay ni volverá a a haber algo así. Es lo que tienen la puñetera termodinámica.
      El automóvil individual, en sí mismo, es un grave error. No sobrevivirá.
      Otro comentario: ¿cómo se cargarían los coches de quienes no tiene garaje? ¿Cómo se cargarían esos millones de coches que duermen en la calle en barrios colmena con grandes edificios y miles de vecinos?

  5. Increíble el empeño de seguir manteniendo el automóvil privado a toda costa, así se hunda el mundo.
    El coche eléctrico nunca se comercializará a escala mundial. No hay cobre ni litio ni otros materiales en cantidad suficiente.
    El coche eléctrico se avería igual. Además de motor, tiene suspensiones, frenos, dirección, electrónica, luces, alzacristales, carrocería, lubricantes, calefacción, etc etc.
    Y la gran pregunta: ¿De dónde sale la electricidad? ¿Alguien se cree en serio que se alimentarán (y fabricarán) mil millones de coches con placas y molinos?

  6. Yo quiero aclarar algo y es de vital importancia: ¿de dónde se obtiene la electricidad?

    En el Reino Unido por ejemplo casi el 65% de la energía eléctrica se obtiene por combustión de productos fósiles ( Gas , carbón y petróleo) entonces ese 65% de electricidad que alimenta el automóvil eléctrico no es ni limpia y emite CO2

    Por otro lado la producción de energía renovables son caras e intermitentes ( no hay viento constante , ni luz constante) y eso trae muchos inconvenientes para ingresarlas a la red, si se busca con profundidad hay varias notas sobre estos inconvenientes, recomiendo notas escritas por especialistas en combustibles no las marketinera que buscan que inviertan en estas energías.
    Por otro lado quiero contestarle con todo mi respeto al lector que propone una nota sobre el Hidrogeno, el inconveniente del hidrogeno es que es un vector de energía, no se encuentra libre en la naturaleza y para obtenerlo hay que romper la molécula del agua y esto consume más energía de la que nos puede entregar

    Un saludo a todos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Facebook IconYouTube IconTwitter IconLinkedInLinkedIn