Estás en: Fundación Vida Sostenible > Informe > Sociedad y Medio Ambiente > Construcción > Construcción sostenible > El árbol del mar, un arca de Noé para animales y plantas

Sociedad y Medio Ambiente

El árbol del mar, un arca de Noé para animales y plantas

Enero 2015

El espacio disponible para crear espacios naturales en las ciudades es cada vez menor. Por ello, un equipo de arquitectos pertenecientes al estudio de arquitectura neerlandés Waterstudio han proyectado un hermoso y titánico árbol marino o “Sea Tree” con el fin de crear una espectacular reserva flotante situada frente a la costa, y que sirva como hogar protegido de numerosas especies de animales y plantas. Con ello, grandes ciudades enclavadas junto al mar, como Nueva York, Barcelona, Vancouver, Sidney, Hong Kong, Niza o Rio de Janeiro, podrían servir como escenario de creación de nuevos refugios vegetales y animales.

Únicamente presencia animal y vegetal

Siguiendo el proyecto original, no está previsto diseñar estructuras de este tipo para uso humano. Por lo tanto, se estaría dando una salida y solución inédita para conservar la fauna autóctona y sus hábitats en algunas de las principales urbes del mundo. Además no solo se proporcionará el ambiente ideal para multitud de especies, sino que también se ayudaría a reducir significativamente las emisiones de CO2.

Composición

 Esta estructura incorporará un gran recipiente o espacio recolector de agua dulce en su centro y un compartimento de lastre en su base. Permitirá una división en varios pisos en los que la luz solar bañe su perímetro y penetre desde la cubierta hasta las plantas inferiores a través de un gran lucernario central.

Así, constará de entre veinte y treinta plantas distribuidas en dos zonas (bajo las necesidades específicas de sus moradores); una superior(para animales terrestres y de aire) y otra situada bajo el agua (hábitat de las pequeñas criaturas del agua, introduciendo, cuando el clima lo permita, arrecifes de coral artificiales).

Sus dimensiones se establecerán de acuerdo a diferentes condiciones físicas como la profundidad del agua, olas, mareas, corrientes acuáticas y, sobre todo, la ubicación. Al igual que un árbol de tierra, se moverá suavemente junto con el viento y será fijado al fondo marino mediante un cable y un sistema de anclaje. El proyecto permite que estas estructuras sean emplazadas a lo largo de las riberas de los ríos, océanos, lagos, puertos, e incluso cerca de zonas industriales e islas.

Tecnología de las plataformas petrolíferas.

Esta estructura se construirá utilizando la última tecnología de alta mar, similar a la empleada actualmente para la construcción de torres de almacenamiento de petróleo que se encuentran en mar abierto. De hecho, la idea es que las grandes compañías petroleras donen un “árbol de mar”, mostrando de este modo una actitud positiva frente al medio ambiente. La petrolera mantendrá la propiedad y la ciudad otorgará la ubicación.

Inspiración del proyecto 

La inspiración principal fue diseñar un hábitat que no pudiera ser perturbado por el hombre, encontrando en el agua una manera perfecta de alejar la influencia humana. A partir de ahí, fueron las estructuras de las instalaciones flotantes de almacenamiento de petróleo de Noruega y la forma regular del árbol de tierra las que completaron la sopa de ideas para emprender este proyecto pionero de construcción, cuyo costo se encuentra estimado en 1 millón de euros.

Objetivos de Waterstudio

Este estudio de arquitectura se define como la primera firma de este campo dedicada en exclusiva a “vivir en el agua”. Sus componentes se definen como pioneros de un nuevo mercado que lleva la arquitectura más allá de la costa, creando nuevas posibilidades flotantes para ciudades en crecimiento en todo el mundo.

La predicción de Waterstudio es que, hacia el 2050, aproximadamente el 70% de la población mundial vivirá en áreas urbanizadas y, dado que el 90% de las ciudades más grandes del mundo está en la costa, aseguran que hemos llegado a una situación en la que estamos obligados a replantear el modo en el que vivimos con el agua.

Otras islas flotantes

Junto a la iniciativa de este equipo de arquitectos, hay otros muchos proyectos que tratan de albergar todo tipo de construcciones lejos de tierra firme. Algunos de estos ejemplos los encontraríamos en lugares como Dubai o la Bahía de Tokio, y en proyectos, aun pendientes de construcción, como el denominado “Lilypad” o el presentado en la Volo Skyscraper . Sin embargo, todos ellos están basados en la instauración de núcleos urbanos, no en la creación de espacios naturales alejados de la influencia humana.

Fuentes:

www.quadraturaarquitectos.com, 5 enero 2012

www.efeverde.com, 6 enero 2015

www.lavanguardia.com, 16 mayo 2014

www.veoverde.com

www.medioambiente.org

Distopías contemporáneas, la ciudad de Noé. Alejandro Bonet de León.

Enlace de interés:

http://waterstudio.nl

Un comentario sobre
El árbol del mar, un arca de Noé para animales y plantas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Facebook IconYouTube IconTwitter IconLinkedInLinkedIn