Estás en: Fundación Vida Sostenible > Informe > Sociedad y Medio Ambiente > Construcción > Construcción sostenible > Certificación energética de edificios

Sociedad y Medio Ambiente

Certificación energética de edificios

Mayo 2012

La certificación energética de los inmuebles existentes será visible a partir de enero de 2013. A partir de esa fecha, todas las viviendas que se vendan o se alquilen deberán de disponer de un certificado de eficiencia energética.

Toda persona que desee vender o alquilar su vivienda deberá disponer de este documento que además incluirá diferentes recomendaciones para mejorar, al menos, en la menos un nivel en la escala de eficiencia. El usuario debe abonar el precio de este servicio, salvo excepciones como que el arriendo sea menos a cuatro meses por año, que esté reconocido como un lugar de culto o que sea un monumento o edificio protegido.

Se calcula que su presupuesto puede rondar los 250 euros para una vivienda de 100 metros cuadrados. Mientras se valoran las mejoras en sostenibilidad como oportunidad de atraer clientes. Los constructores ven la distinción con productos sostenibles que pueden marcar la diferencia para el cliente. Garantizar que el ruido va a ser mínimo sería algo muy bueno a la hora de vender. El cliente pide cada vez más calidad y el ahorro energético es fundamental. Gracias a la “etiqueta”, el valor del edificio aumenta, al igual que su vida útil y su flexibilidad para una posterior transformación.

Las firmas especializadas reconocen el interés cada vez mayor de los promotores por introducir estos conceptos. Quieren transformar estas novedades en una herramienta de decisión para los clientes. Además, el precio de incorporación de los materiales certificados se reduce a medida que se optimiza su fabricación, rotando el alto coste de producción inicial. La comprobación de que la certificación es correcta es competencia de las comunidades autónomas.

Una vivienda eficiente que cuente con la categoría más alta de eficiencia energética consume hasta un 86,4% menos de energía que una que esté catalogada con el nivel más bajo, según la Asociación de Empresas de Servicios Energéticos (Anese).

Antecedentes

El Real Decreto 47/2007, de 19 de enero de 2007, por el que se aprueba el procedimiento básico para la Certificación de Eficiencia Energética de Edificios de nueva construcción (BOE.Nº 27. 31-01-2007), vino a complementar el nuevo marco normativo sobre eficiencia energética de la edificación, iniciado tras la aprobación del Código Técnico de la Edificación, impulsado por el Ministerio de Vivienda. Vigente desde el 1 de noviembre de 2007. A su vez, forma parte de las medidas de desarrollo del Plan de Acción de la Estrategia Española de Ahorro y Eficiencia Energética (2005-2007) para el sector de la edificación en España, impulsado por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo, a través del Instituto para la Diversificación y el Ahorro Energético (IDAE). Este Real Decreto transpone la Directiva 2002/91/CE de Eficiencia Energética de los Edificios.

Con ello se incorporó a la normativa española la obligación de certificar la eficiencia energética de los edificios, tanto los de nueva construcción como los antiguos. Antes solo afectaba a que se los que se sometían a grandes reformas, modificaciones o rehabilitaciones (al menos 25% de su espacio).

Para el cumplimiento de esta certificación, el Real Decreto impone la obligación de entregar a los compradores de las viviendas, o a quienes las alquilen, un certificado de eficiencia energética a través del cuál puedan conocer las características del edificio. Así se garantiza un conocimiento preciso sobre el gasto energético del mismo, contribuyendo a crear una sensibilización social sobre la eficiencia energética y sobre el ahorro de energía, pudiendo los usuarios de los edificios evaluar y comparar antes de la venta o el arrendamiento. Además, esta medida favorece una mayor transparencia del mercado inmobiliario y fomentará las inversiones en ahorro de energía, potenciándose la demanda de la calidad energética entre los compradores y arrendadores de la vivienda.

El certificado se emitirá, tanto en el momento de ser proyectados, como después de ser construidos, y se acompañará de una “Etiqueta de Eficiencia Energética” que tendrá que incluirse en toda la publicidad utilizada en la venta o arrendamiento del edificio.

En función de las emisiones de CO2 causadas por el consumo de energía de las instalaciones de calefacción, refrigeración, agua caliente sanitaria e iluminación del edificio, se realizará una escala de siete letras y siete colores, que determinarán la clase energética de cada edificio, pudiéndose situar ésta entre el más eficiente (clase A) y el menos eficiente (clase G). De la clase A a la clase E para nuevos edificios, y las clases F y G para viejos, prohibidos para la nueva construcción. Actualmente podemos encontrar un sistema parecido en otros productos de consumo doméstico, como los electrodomésticos y la iluminación.

Así, por ejemplo, un edificio de clase de eficiencia energética A representa aproximadamente un 85,00% de ahorro energético , uno de clase B en torno al 70%, y la clase C un 45%.

Un promotor puede llegar a la clase C sin grandes complejidades. A veces basta con orientar bien el edificio y con un sobre coste entre 10 y 15 euros por metro cuadrado. Pasar de un edificio C a uno B supone unos 35 euros más por metro cuadrado. Hablar de la clase energética A es otra cuestión, se tratan de viviendas bioclimáticas, que tienen en cuenta la orientación y la instalación de climatización eficientes.

Programa Calener

El Programa informático Calener es una herramienta promovida por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, a través del IDAE , y por el Ministerio de Vivienda, que permite determinar el nivel de eficiencia energética correspondiente a un edificio.

La certificación energética se hace, en primer lugar, por el proyectista de inmueble mediante el programa Calener. Este procedimiento consiste en simular el comportamiento energético durante todo el año, teniendo en cuenta factores influyentes en el consumo, como las condiciones meteorológicas. A su vez, se evaluarán aspectos determinantes de la vivienda, tales como la envolvente del edificio, su orientación, las características de las instalaciones de calefacción, agua caliente sanitaria o iluminación, entre otras. En función del resultado obtenido, se atribuirá al edificio la clase energética correspondiente.

Tras haber finalizado la construcción se procederá a la comprobación de que la calificación energética obtenida en la fase de proyecto se corresponde con la del edificio realmente ejecutado. Este segundo paso, la aplicación de la certificación, corresponde a las Comunidades Autónomas, que son las que establecen el alcance y las características de los controles externos a realizar sobre el inmueble para garantizar la veracidad de la certificación.

Por último, el certificado de eficiencia energética se incorporará oficialmente al Libro del Edificio, siendo válido durante un plazo máximo de diez años, tras los cuáles, será la Comunidad Autónoma la que se encargue de establecer las condiciones específicas para proceder a su renovación o actualización.

Enlaces de interés:

www.boe.es/boe/dias/2007/01/31/pdfs/A04499-04507.pdf
www.minetur.gob.es
www.idae.es
www.anese.es

Fuentes:

ABC, 16 febrero 2007
El País, 2 febrero 2007
El País, 1 febrero 2008
El Mundo, suplemento su vivienda Nº 222, del 17 al 23 octubre 2008
Idealista.com/news 9 febrero 2012
Fundación Vida Sostenible, mayo 2012

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Facebook IconYouTube IconTwitter IconLinkedInLinkedIn