Estás en: Fundación Vida Sostenible > Informe > Agua > Eficiencia en el consumo > Tecnología ahorradora > Ecoeficiencia en consumo de agua

Agua

Ecoeficiencia en consumo de agua

Octubre 2012

Debido a falta de cultura en el ahorro del agua, muchas poblaciones soportan restricciones en el suministro y enfrentamientos sociales, debido a que las soluciones suponen un elevado coste económico, social y medio ambiental (trasvases, presas…).

Para resolver esta problemática, deben considerarse aspectos económicos, ecológicos y sociales a través de la educación, y el incentivo económico. Esto se logra a través de buenas prácticas y un uso adecuado de la tecnología ahorradora disponible en el mercado, que ofrece soluciones prácticas tanto en dispositivos economizadores como electrodomésticos ecoeficientes.

La tecnología está constantemente mejorando para resolver el tema de escasez y derroche del agua, es así como ofrece soluciones sencillas, cuyo precio varia según la incorporación de nuevos materiales, diseños y adelantos tanto en grifería, inodoros, lavadoras y lavavajillas. Algunos de estos “productos” son:

– Grifos con aireadores , pulverizan e incorporan burbujas al agua y consiguen aumentar su volumen. Permiten un ahorro entre un 60 y 90%.

– Grifos con regulador de caudal, modifican el caudal máximo del agua hasta un 50% con menor caudal consiguen el mismo efecto. Se duplica la eficacia.

– Grifería termostática, mantienen la salida de agua a la temperatura seleccionada. Ahorran hasta un 50% los consumos de agua y de energía.

– Grifos con sensores infrarrojos, los cuales se activan y desactivan por la proximidad y lejanía de las manos. Se consiguen ahorros entre el 70 y 80%.

– Grifos con pulsador temporizador, mediante un pulsador se cierran después de un tiempo establecido. Recomendables para aseos de lugares públicos, evitan el despilfarro en caso de que el usuario no cierre el grifo.

Además existen dispositivos ahorradores que se pueden incorporar al mecanismo de los grifos o inodoros convencionales, cuyo precio es bajo y permiten un ahorro en el consumo, y por lo general su instalación no ofrece dificultades. Por ejemplo:


- Perlizador, ahorra más de un 40% de agua y energía.

– Interruptor de descarga para cisternas, ahorra hasta un 70% de agua.

– Reductor de caudal de ducha, ahorra hasta un 30% de agua.

– Interruptor de caudal para duchas, consiguen ahorros de entre el 10 y el 40%.

– Dispositivo de seguridad en mangueras, se colocan en lavadoras y lavavajillas. Impiden la inundación cortando el suministro de agua si se rompiesen o desprendiesen las mangueras.

– Válvulas anti-retorno, evitan que el agua utilizada vuelva al circuito de agua potable.

– Interruptor mecánico de caudal, sencillo dispositivo que se cierra o abre al pulsar una palanca con las manos o los objetos que se sitúan debajo del grifo.

– Reductores automáticos de caudal, funcionan mecánicamente sin mezclar aire y agua.

Es importante que estos aparatos consideren en su ciclo de vida el reciclaje o reutilización, para que sean acordes a la intención para los cuales fueron creados, la sostenibilidad del medio, de lo contrario sólo servirán a una solución parcial y a largo plazo vendrían aumentar la cantidad de materiales que desechamos.

Los sistemas de agua autoconstruibles

Otra forma de ahorrar agua en un nivel más global, es la de los sistemas autoconstruibles. Estos, son sistemas bastante demandados últimamente en España.

Este proyecto, se lleva a cabo por el grupo de investigación de Ingeniería del Agua Posible, Tratamiento del Agua, Saneamiento, Abastecimiento (grupo TAR).

Este equipo trabaja en el desarrollo de la autoconstrucción del ciclo del agua a coste cero en el caso extremo de falta de medios económicos. Aplicando la denominada “ingeniería del agua posible”, el trabajo comunitario suple a la falta de financiación.

Esta tecnología incluye también la formación de los usuarios en construcción y gestión de trabajos para garantizar su mantenimiento y sostenibilidad.

La principal “intención” de este proyecto es dar solución a necesidades como el transporte, tratamiento de aguas de consumo humano y residuales, el saneamiento de aguas negras y el aprovechamiento de las saladas y salobres.

No se requieren grandes infraestructuras ni inversiones, sino recuperar los sistemas tradicionales a base de piedras y jugando con la entrada y la salida del aire para degradar, por oxigenación, la materia orgánica.

Enlaces de interés:

www.agua-dulce.org

Fuentes: 


Fundación Vida Sostenible, 2005
Ecoticias.com, 17 octubre 2012

Un comentario sobre
Ecoeficiencia en consumo de agua

Responder a Edwin Bazan Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Facebook IconYouTube IconTwitter IconLinkedInLinkedIn