Estás en: Fundación Vida Sostenible > Informe > Sociedad y Medio Ambiente > Hacia la sostenibilidad: California frente a Texas

Estilos de vida

Hacia la sostenibilidad: California frente a Texas

>>> English versiontexascalifornia1000

 

¿Sabías que California consume la mayor cantidad de agua de todos los Estados Unidos? En promedio, los californianos utilizan 685 litros de agua por día. Representando el 11% del consumo total de agua del país en 2010, California, que produce la mitad de las frutas y hortalizas de los Estados Unidos, dedica casi el 80% del uso del agua a la agricultura. Sin embargo, esta dependencia del agua provocó la devastadora sequía de seis años de California (2011-17), que fue prolongada por las principales industrias de carne y lácteos. Estas industrias cultivan alfalfa y forrajes, cultivos intensivos en agua, para criar ganado y satisfacer las demandas de carne y lácteos. A pesar de representar el 6% de la producción de carne de la nación, California ha sido testigo de un aumento en el vegetarianismo y el veganismo en el sur de California que ha reducido el consumo de agua y carne. ¡No comer una onza de carne (unos 20 gramos) ahorra hasta 300 litros de agua, y dejar de comer carne reduce la huella de agua de casi un 60%! Ciudades vegan-friendly como Los Ángeles y San Diego están aumentando el atractivo de estas dietas basadas en vegetales y también están animando los restaurantes ecológicos y promoviendo la vida sostenible.

Dedicando su agua a los municipios, la agricultura y las industrias, Texas comparte el estatus de California como un gran consumidor de agua. En 2010, Texas supuso el 7% del consumo de agua total de Estados Unidos. Mientras que el riego agrícola es el mayor usuario de agua, el uso urbano muniicipal representan cerca de ¼ del suministro de agua de Texas. Dado que muchas ciudades están expuestas a promedios de alta temperatura y baja precipitación, el uso residencial de agua se dedica mucho al mantenimiento de jardines y céspedes. Para promover la eficiencia del agua, numerosas ciudades han instalado programas de conservación. Por ejemplo, a través de los programas de Dallas, el consumo de agua ha disminuido un 16% desde 2002. Como el principal estado productor de ganado, Texas también orienta gran parte de su uso del agua a la industria de la carne. Con una dieta principalmente basada en la carne, la mayoría de los tejanos perpetúan el uso de agua de esta industria. Sin embargo, en general, Texas ha recibido un reconocimiento positivo por sus leyes y políticas a medida que se esfuerzan por mejorar sus políticas de conservación de agua y de fomento un estilo de vida más sostenible.

Empatado con Massachusetts como el estado más eficiente de la energía, California lidera la nación en el desarrollo sostenible. Adoptando estrictas normas de eficiencia, el Estado fomenta la reducción de energía en todos los sectores. Como resultado, California tiene el segundo uso de energía residencial más bajo por persona entre los estados –¿tal vez un resultado de su maravilloso clima? Aunque ocupa un lugar destacado en la demanda total de energía, debido a sus industrias intensivas en energía, California ha liderado a la nación en energía renovable convirtiéndose en el primer estado en generar más del 5% de su electricidad a partir de la energía solar. Recientemente, una red de distribución de California rompió el récord de energía al obtener el 67% de su energía de renovables. Promoviendo este estilo de vida respetuoso del medio ambiente, California también ha experimentado enormes aumentos en las ventas de autos eléctricos, especialmente para los modelos Tesla y Chevrolet. Con sus residentes como los principales compradores de estos vehículos de alta eficiencia energética y baja emisión, California prevalece como un modelo para la sostenibilidad.

Liderando la nación en el consumo de energía, Texas podría usar algunos consejos de California. En casi todos los hogares, los acondicionadores de aire funcionan a tope para combatir el calor de Texas. Esta obsesión con el aire acondicionado podría ser una razón por la que el consumo promedio de electricidad por hogar de Texas fue 26% más alto que el promedio nacional en 2009, contribuyendo a la actual ventaja del estado en consumo de energía residencial. A pesar de ser el primer estado en imponer un estándar de recursos de eficiencia energética (EERS, por sus siglas en inglés), Texas está clasificado como el estado nº 27 en términos de eficiencia energética por el Consejo Americano para una Economía Eficiente en Energía (ACEEE). Con objetivos de ahorro bajos, Texas logra menores niveles de ahorro eléctrico que el promedio nacional. Al carecer de políticas y programas eficaces y liderar la producción de energía, Texas inhibe a muchos residentes de adaptarse a un estilo de vida eficiente en energía. Por ejemplo, se permite a los conductores de Texas acelerar hasta 140 km / h en ciertas carreteras, lo que ejemplifica una cultura de uso intensivo de energía que potencialmente podría socavar sus esfuerzos para avanzar hacia un desarrollo sostenible.

Christina Tatum
International Relations student at the University of Southern California

 

Sources:
One chart sums up the real problem in the California drought — and it isn’t almonds

Cattle Inventory: Ranking of all 50 states

Water Use in the United States

Energy Information Administration

The State Energy Efficiency Scorecard

Foto: unsplash.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Facebook IconYouTube IconTwitter IconLinkedInLinkedIn