Estás en: Fundación Vida Sostenible > Informe > Sociedad y Medio Ambiente > Salud > Riesgos > Demasiadas radiaciones

Sociedad y Medio Ambiente

Demasiadas radiaciones

Agosto 2010

Torres de alta tensión, transformadores eléctricos, repetidores de telefonía, móviles… Los españoles se declaran cada vez más preocupados por las radiaciones del entorno, pero la mayoría se sorprendería al saber que las mayores dosis de radiación que reciben proceden de los escáneres y otras pruebas médicas de diagnóstico por imagen. Dichas pruebas emiten “radiación ionizante”, capaz de dañar el ADN. Un exceso de esta radiación aumenta la probabilidad de desarrollar cáncer, aunque hay que dejar claro que una sola prueba conlleva escaso riesgo. El problema es que las dosis son acumulativas y que su suma puede acercarse o superar los niveles que han demostrado provocar un aumento del cáncer. Lo peor es que la exposición a pruebas médicas que conllevan radiación ionizante ha aumentado de forma alarmante. ¿Consecuencias previsibles? 



Según un estudio de la Universidad de Columbia (EE.UU.) dentro de unas décadas, al menos el 2% de los cánceres serán consecuencia de la radiación ionizante. 



Las pruebas de imagen realizadas en Cardiología (para ver arterias bloqueadas y otros problemas cardiacos) están en el punto de mira. Según un estudio reciente, los pacientes que ingresan por un ataque al corazón reciben una media de radiación equivalente a 850 rayos X de tórax durante los primeros días. 



Los profesionales de la medicina españoles son cada vez más sensible al problema. “Estamos preocupados”, declara Belén Fernández, jefa del Servicio de Física Médica y Protección Radiológica del Hospital Universitario Central de Asturias. “Los TAC se emplean cada vez más en Sanidad Pública. Calculamos que al menos un tercio de esas pruebas no son necesarias”, concluye. 



Sospechar riesgos 



Los escáneres o TAC (siglas de tomografía axial computarizada) son “super rayos X” que proporcionan imágenes muy detalladas de los tejidos y órganos. 



Las imágenes obtenidas permiten a los médicos detectar rápidamente hemorragias internas, tumores, cálculos en el riñón…Por su rapidez y disponibilidad, reemplazan a menudo a pruebas exentas de radiación ionizante, como las ecografías y la resonancia magnética. En Urgencias, se han vuelto indispensables porque la forma más rápida de hacer balance de la situación de un accidentado o una persona con síntomas de infarto es a través de un TAC. 



El mal uso se produce cuando se emplea como una prueba de rutina. “Hacer un escáner para confirmar un problema ortopédico o lumbar no mejora el tratamiento”, señalan desde la Clínica Mayo. “La terapia física para una lesión de ese tipo sigue siendo la mejor elección ; sin embargo, se siguen pidiendo escáneres o Rayos X en esos casos”. En otros, el escáner puede ser una forma de cubrirse las espaldas ante un posible error. Un ataque cardiaco no diagnosticado o un apéndice perforado pueden significar la muerte del paciente y un pleito para el médico. 



La práctica llamada “medicina de especialistas” puede ser otro factor distorsionante. El médico puede no saber si el paciente ha sido sometido antes a la misma prueba. Incluso si lo sabe, puede resultarle más sencillo volver a pedir otro escáner antes que solicitar el anterior. Y, a la vez, las dosis para un mismo escáner pueden oscilar drásticamente: distintos aparatos en manos de distintos médicos pueden multiplicar la dosis por 10. 



Pero el panorama parece estar empezando a cambiar. “Estamos haciendo grandes esfuerzos para garantizar la protección a los pacientes en los tratamientos con radiaciones ionizantes”, señala la Dra. Marisa España, vicepresidenta de la Sociedad Española de Protección Radiológica y jefe de servicio de Radiofísica y Protección Radiológica del Hospital de la Princesa de Madrid. “El problema sigue siendo las exploraciones no debidamente justificadas. Para reducir ese número, los médicos residentes reciben formación en protección Radiológica a lo largo de todo su periodo de especialidad”. 



“Antes de autorizar un procedimiento con radiaciones ionizantes hay que evaluar el beneficio, y éste debe ser muy superior al riesgo potencial” declara el profesor Eliseo Vañó, jefe del Servicio de Física Médica del Hospital Clínico San Carlos y presidente de Protección en Medicina del Comité internacional, el ICRP. Una buena iniciativa es la adoptada por el Organismo Internacional de Energía Atómica, que está trabajando en un sistema internacional de registro de dosis, en el que participará España. 



El objetivo es desarrollar un registro en forma de tarjeta digital, que recoja toda la radiación recibida por un paciente en su vida y que evite la repetición innecesaria de pruebas. Pero mientras ¿cuál debe ser la actitud de los pacientes? Los expertos animan a preguntar a nuestro médico: ¿Necesito realmente esta prueba? ¿Hay alternativas? ¿Cuántas pruebas van ha hacerme? ¿Está la dosis ajustada a mi género, dosis y talla? ¿Emplean protección para evitar radiar zonas sensibles?…

¿Y los niños? 



El Ministerio de Sanidad y Política Social, el Consejo de Seguridad Nuclear y varias sociedades científicas han realizado trípticos informativos para médicos y padres, por la importancia que tiene la exposición a la radiación en la infancia. “Los padres deben recibir información, porque a veces son ellos los que preguntan: ¿y no le van ha hacer una radiografía a mi hijo?”. Si ya le han realizado una radiografía o un TAC hace dos días, lo más probable es que no sea necesario repetirlo”, explica la Dra. Marisa España.

Fuentes: 


Revista Mujer hoy, del 7 al 13 agosto 2010

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Facebook IconYouTube IconTwitter IconLinkedInLinkedIn