Cambio Climático

Cumbres del clima

Octubre 2012

Durban, diciembre de 2011

La Cumbre de Durban se cerró con 192 países asistentes, en ella se aprobó prorrogar los compromisos establecidos en el Protocolo de Kioto.

Este acuerdo significa que una parte de los países deberán rebajar sus emisiones de gases contaminantes de acuerdo con el actual Protocolo de Kyoto. No obstante, se decidió posponer para el año siguiente la decisión de definir el periodo de tiempo en el que estará en vigor el nuevo Protocolo, ya que el anterior acaba en 2012.

El acuerdo global para reducir los gases de efecto invernadero, debe ser adoptado en 2015 y entrar en vigor en 2020, es era la condición impuesta por la Unión Europea (UE) para sumarse a un segundo periodo del Protocolo de Kioto. Rusia, Japón y Canadá decidieron no formar parte de este segundo periodo de compromiso del único tratado vigente sobre reducción de emisiones, que obliga sólo a las naciones industrializadas, excepto EEUU.

El principal objetivo de este acuerdo es mantener la subida de temperaturas a menos de dos grados respecto a la era preindustrial para finales de siglo.

En la cumbre de Durban también se aprobó el mecanismo de funcionamiento del “Fondo Verde para el Clima”:

El Fondo Verde para el Clima (GCF) fue creado por la Conferencia de las Partes en la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (UNFCCC) para abordar la necesidad y diseñar un modo de simplificar y organizar el sistema internacional de financiación contra el cambio climático.

El GCF posibilita la coordinación y financiación de las medidas de adaptación y mitigación a largo plazo para los países en vías de desarrollo con el fin de propiciar un cambio de paradigma hacia un desarrollo sostenible.
Este fondo actuará como catalizador en la financiación contra el cambio climático, tanto pública como privada y nacional e internacional.

La protección del entorno y el crecimiento económico no son términos contrapuestos; ni en países emergentes ni en industrializados.
Pese a la complejidad del sistema de financiación para iniciativas contra el cambio climático, tanto el sector privado como el público debe ayudar a financiar este Fondo Verde para el Clima proporcionando y recabando financiación.

Ha sido Alemania el país que se ha consolidado como líder y pionero en el campo de la protección del clima y medio ambiente, por lo que también ha sido el primero en comprometerse a destinar dinero al GCF

La cumbre de Durban ha conseguido que, por primera vez, los países más contaminantes estén obligados a tomar acciones para reducir sus emisiones y, ralentizar el proceso de calentamiento global.

En cambio, la representación conjunta de 43 pequeñas islas, que están fuertemente amenazadas de desaparecer del mapa ante una crecida del nivel del mar causada por el deshielo de los cascos polares por el calentamiento global, ha insistido en que lo acordado en la cumbre de Durban no es suficiente.

Algunos sindicatos, como UGT y CCOO apoyan este compromiso, aunque advierten que este debe tomarse como una oportunidad para salir de la crisis y llegar a un tejido productivo más eficaz, no como una penalización.

Cancún: del 29 de noviembre al 10 de diciembre de 2010

Después de jornadas tensas por parte de distintos países con distintos puntos de vista, se terminó la cumbre con dos temas tan importantes como la adaptación al cambio climático, deforestación, reducción de emisiones y movilización de 100.000 millones de dólares anuales a partir de 2012 para proyectos climáticos en naciones en desarrollo.

Uno de los documentos se centra en los compromisos obligatorios de reducción de emisiones de países industrializados dentro del Protocolo de Kyoto, el otro, en las metas voluntarias del resto de países, incluido Estados Unidos.

Japón se negó a prorrogar el tratado de Kyoto, si EE.UU. y China no entraban en él. Sin embargo, China, en la cumbre de Copenhague se comprometió voluntariamente a reducir hasta un 45% de sus emisiones por unidad de PIB en 2020 con respecto a 2005.

El paquete acordado con Cancún es aceptado por la mayor parte de países y organizaciones ecologistas por ser “una buena base para seguir avanzando y lograr un tratado más ambicioso y vinculante en Durban”.

Las directrices de los nuevos consensos son:

– Creación de un “Fondo Verde Climático” (GFC), dentro de la convención Marco. Contará con un consejo de 24 países miembros y un fideicomisario, el Banco Mundial (BM) en un primer momento. Se incorpora el compromiso de proporcionar 30.000 millones de dólares de financiación rápida para el periodo 2008-2010 y movilizar 100.000 millones de dólares anualmente a partir de 2020 para atender las necesidades de los países en desarrollo. El nivel de gases deberá reducirse entre el 25-40% en 2020 por parte de los países desarrollados, y los menos desarrollados deberán “intentarlo”.

– Cancún incorpora los compromisos de todos los países en materia de reducción de emisiones al proceso de negociaciones de Naciones Unidas, lo que vincula el Acuerdo de Copenhague a la Convención Marco de la ONU sobre Cambio Climático (CMNUCC).

-Se creó un Marco de Adaptación para potenciar el modo en que se hace frente a los desastres naturales, así como un Comité de Adaptacón que proporcionará apoyo técnico y que recibirá sugerencias de los países hasta el 21 de febrero de 2011.

– Se estableció un compromiso para fijar una fecha para concretar un “máximo de emisiones”.

-Las acciones de mitigación serían sometidas a medición, reporte y verificación (MRV) tanto doméstica como internacionalmente. Existirán Consultas y Análisis Internacional (ICA) realizadas por expertos

– En cuanto al mecanismo de reducción de emisiones por deforestación y degradación de bosques (REDD), se acordaron actuaciones e incentivos para frenar la deforestación y conservar los bosques. Esto mejorará notablemente las emisiones de CO2 a la atmósfera.

En definitiva, la cumbre de Cancún ha conseguido importantes avances para combatir el cambio climático al reforzar el multilateralismo para hacer frente a una amenaza global, fijar un límite claro al aumento de temperatura del planeta que nos podemos permitir, seguir apostando por la decisiva mitigación de emisiones, impulsar la lucha contra la deforestación y comenzar a implantar medidas de adaptación en los países más vulnerables.

Copenhague: 7 al 18 de diciembre de 2009

La COP-15 (Conferencia de las Partes de la Convención de la ONU sobre Cambio Climático), celebrada en Copenhague desde el 7 hasta el 18 de diciembre, se presentó como un futuro acuerdo mundial de reducción de emisiones de CO2, sustituyendo al Protocolo de Kioto a partir del 2013 para hacer frente al calentamiento global. Con 119 Jefes de Estado y Gobierno, 193 países participantes.

Las negociaciones, después de superar varias dificultades, quedaron divididas en países desarrollados y países en vía de desarrollo que harían una medición y declaración de emisiones para verificar que la financiación de sus frutos. Aunque China y EEUU fueron finalmente los únicos protagonistas.

Por lo tanto, y haciendo balance de la situación global, se destacarían los siguientes puntos en los procesos de negociación:

– EEUU. Anuncia que recortará sus emisiones en un 17% para 2020 respecto 2005 pero que no firmará ningún tratado internacional hasta que el Senado no apruebe la ley. Se une además al fondo internacional de ayuda a los países pobres pero exige que China se deje auditar las cuentas

– China. Se niega a tener objetivos vinculantes, aún haber anunciado un recorte del 40% o 45% de su intensidad de carbono (CO2 emitido por unidad de PIB). No acepta que la ONU controle sus emisiones de gases de efecto invernadero y exige prorrogar Kioto porque no le afecta.

– UE. Tiene en vigor una rebaja de emisiones del 20% y anuncia que llegará al 30% si se da un acuerdo mundial. Exige recortes a EEUU, transparencia a China y en un año sustituir Kioto por un tratado que incluya a EEUU.

– África. Reclama a los países ricos un recorte de las emisiones de por lo menos el 40%. Quiere mantener Kioto y que se aumente la ayuda para adaptarse al cambio climático.

– Pequeñas islas. Exigen que se limite el aumento de la temperatura a 1,5 grados centígrados para no quedar sumergidas bajo el nivel del mar.

Algunos de los incidentes desagradables a destacar en la cumbre de Copenhague incluyeron la detención y encarcelamiento de varios activistas, entre ellos el director general de Greenpeace-España, por irrumpir en la cena de gala de la cumbre.

Bali: 3 al 14 de diciembre de 2007

La cumbre se centró sobre todo en el próximo acuerdo que debería estar listo antes de 2009 para ser ratificado por todos los países antes de este año.

-Australia acordó ratificar el Protocolo de Kyoto, dejando a EEUU solo en el rechazo a este tratado y quedando obligado a no aumentar sus emisiones en más de un 8% en relación a 1990 para el quinquenio 2008-2012. Acuerdo que no cumplió.

– España defenderá el principio de equidad, basado en responsabilidades comunes pero diferenciadas, teniento en cuenta las emisiones per cápita y por unidad de PIB.

Nairobi: 6 al 17 de noviembre de 2006

La Conferencia de Nairobi ha puesto de manifiesto que el proceso de lucha contra el cambio climático se consolida a nivel internacional y el compromiso establecido en el Protocolo de Kyoto se mantiene y avanza.

Existen las herramientas necesarias para construir el Protocolo posterior a Kyoto, del que se ha acordado la revisión en 2008 con el fin de que en el año 2012 no se produzcan vacíos en cuanto a la continuidad del esfuerzo sostenido para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

Para cumplir los compromisos adquiridos en Kyoto, España prevee, con el Plan Nacional de Asignación 2008-2012, una reducción anual del 16% respecto a la asignación de emisiones del período 2005-2007, y el 20% respecto a las emisiones producidas por la industria en 2005.
Algunas de las medidas tomadas por el gobierno son el Plan de Energías renovables 2005-2012, el Plan de Acción de Ahorro y Eficiencia Energética 2005-2007 y el Código Técnico de la Edificación.

Resumen de los resultados de acciones futuras y temas incluidos de 12ª Conferencia de las Partes y de la Segunda Conferencia de las partes:

– Consideración de futuros compromiso para las Partes.

– Revisión del Protocolo de Kyoto.

– Segunda sesión del diálogo sobre la cooperación a largo plazo para hacer frente al cambio climático mediante una mejor aplicación de la convención.

– Orientación adicional relativa al Mecanismo de Desarrollo limpio (MDL)

– Captura y almacenamiento de Carbono como proyectos de MDL.

– Distribución regional de proyectos MDL.

– Aspectos científicos, técnicos y socio económicos de los impactos, vulnerabilidad y adaptación al cambio climático.

– Investigación y observación sistemática.

– Comunicaciones nacionales de las partes no incluidas en el anexo I de la convención.

– Mecanismo financiero de la convención: Fondo especial para el cambio Climático. – Tercer examen del mecanismo financiero de la convención.

– Mecanismo financiero del Protocolo: Fondo de adaptación.

Montreal: 28 noviembre al 9 de diciembre de 2005

La 11ª Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático celebrada en Montreal se cerró con unos 10.000 participantes de 156 países que han ratificado el Protocolo de Kyoto y otros de 34 naciones que sin hacerlo, forman parte de la Convención del Cambio Climático, Organizaciones No Gubernamentales, sindicatos, consumidores y periodistas.

El objetivo principal fue aclarar los compromisos para el período posterior a 2012. La UE lideró el grupo que abogaba por una reducción del 20% para el período 2012-2018. Se buscó implicar a economías en vías de desarrollo, como China, India, Brasil, México o Sudáfrica, a la vez que se intentan agilizar los Mecanismos de Desarrollo Limpio, instalando tecnologías limpias en países más desfavorecidos.

Otras decisiones adoptadas en la cumbre fueron la contabilidad de emisiones que cada país debe llevar o el modo de medir el efecto de absorción de los gases de los bosques y la vegetación.

España acudió a esta Cumbre encabezando la lista de países que más han incrementado sus emisiones de GEI (un 41%). Existe un acuerdo del gobierno español con el Banco Mundial para comprar 49 millones de toneladas de CO2, invirtiendo 205 millones de euros en proyectos de Desarrollo Limpio.

Las políticas de la Oficina del Cambio Climático en el Ministerio de Medio Ambiente se centran en intentar moderar la demanda energética, tras haberse triplicado en 2004 el nivel de emisiones comprometidas en Kioto.

El problema reside en qué hacer a partir de 2012, cuando finaliza la primera etapa de Kioto, los países desarrollados lograrían disminuir sus emisiones en 2030 entre un 15% y un 20% respecto a 2000. Pero en el cómputo global esa reducción no supondría mas que un 5% de la emisiones totales del planeta.

EEUU alega que ha logrado reducir un 0,8% sus emisiones, mucho más que muchos de los países que han ratificado el Protocolo, y que los países en desarrollo con economías de fuerte crecimiento y responsabilidades específicas de control de emisiones.

EEUU prometió recortar en un 18% sus emisiones, pero lo cierto es que ha aumentado un 17% respecto a 1990 y es el responsable del 36,1 % del total de las emisiones de dióxido de carbono del planeta. Curiosamente, casi 200 ciudades en las que habitan 40 millones de personas han decidido reducir sus emisiones en un 7% entre 2008-12.

La UE, Canadá, Japón y los ecologistas se mostraron en general satisfechos por los acuerdos alcanzados, que sientan las bases para continuar con la reducción global de emisiones, implicando a la mayoría de los países para después de 2012.

Buenos Aires: 6 al 17 de diciembre de 2004

Representantes de 189 países se reunieron en la ciudad de Buenos Aires, Argentina, en la Cumbre Mundial del Clima, que por primera vez se celebra con el Protocolo de Kioto listo para entrar en vigor el 16 de febrero de 2005.

En esta ocasión, se hizo hincapié en la necesidad de poner en marcha las medidas de adaptación, para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. El debate abordó el problema sobre el calentamiento global desde un nuevo horizonte, el de ir más allá de las primeras obligaciones de Kioto.

Hubo posturas encontradas, como el gobierno de EEUU, miembro firmante de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático, pero que rehúsa a firmar el Protocolo de Kioto, siendo responsable del 25% de las emisiones globales. Aunque, por su parte, puso en marcha un programa propio alternativo para incentivar la contención de emisiones (no es obligatorio) con el que pretenden reducir un 18% de las emisiones registradas a partir de 2000 en 2012.

El Protocolo de Kioto establece una reducción de emisiones para países desarrollados en 5,2% de media entre 2008 y 2012, con un 7% específico para EE.UU., un 6% para Japón y un 8% para la Unión Europea. La postura de la UE ha sido asumir el objetivo de que la temperatura media del Planeta no aumente más de dos grados centígrados a finales del siglo debido al cambio climático.

Los representantes de otros países, como los países de la OPEP, encabezados por Arabia Saudí, Qatar y Kuwait, tensaron las negociaciones sobre la implantación del Protocolo de Kioto. Por un lado, propusieron que se incentiven formas para que los países exportadores de petróleo puedan adaptarse a los efectos que tendrá en su economía el descenso del consumo de los productos derivados del petróleo. La propuesta, denominada, “adaptación al cambio climático”, se basa en articular medidas que ayuden a los países en vías de desarrollo a reducir sus emisiones, como la transferencia de tecnologías limpias.

Al final se ha llegado a un acuerdo de mínimos, que la UE ha aceptado porque no contiene prohibiciones expresas a seguir avanzando en el diseño de nuevas medidas de protección, pero que genera pocas esperanzas para el próximo futuro.

Fuentes:
El País, 16, 17 y 18 de diciembre de 2009
Público, 18 de diciembre de 2009
El Mundo, 13 de diciembre de 2010
Público, 12 de diciembre de 2010
Público, 9 de diciembre de 2010.
El País, 9 de diciembre de 2010.
ABC, 23 de diciembre de 2010.
Nota de prensa de CCOO, 11 de diciembre de 2011
Agencia EFE, 11 de diciembre de 2011
www.democreacynow.org , 13 de diciembre de 2011
El País, 12 de octubre de 2012
DPA, 17 de diciembre de 2007
ABC, 4 y 10 de diciembre de 2007
El País, El Mundo y ABC, del 6 al 20 de diciembre de 2004
Fundación Vida Sostenible, enero de 2006
Revista Residuos, Nº 93 septiembre – octubre de 2006
Revista Ambienta, Nº61, diciembre de 2006
El Mundo, 18 de noviembre de 2006
El País, 16 de noviembre de 2006

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Facebook IconYouTube IconTwitter IconLinkedInLinkedIn