Estás en: Fundación Vida Sostenible > Informe > Energía > Eficiencia energética > ¿Crees que la electricidad es una energía limpia? Piénsalo otra vez.

Eficiencia y renovables

¿Crees que la electricidad es una energía limpia? Piénsalo otra vez.

English versionlamp1000

Artefactos como el coche eléctrico y la cocina de la inducción nos han traído en una nueva revolución en el uso de la energía. La mayoría de nosotros consideramos la electricidad como una fuente limpia de energía. Es cierto que la electricidad no causa contaminación como los combustibles fósiles, pero si rastreamos cómo se genera, descubriremos que el proceso de generación de electricidad contamina el medio ambiente. De hecho, la electricidad no es tan limpia como creemos que es.

Según el Panorama de la OCDE 2015-2016, las fuentes de generación mundial de electricidad en 2013 se reparten de esta forma:

electricitysources
Como principal fuente de electricidad (41%), el proceso de combustión del carbón emite contaminantes atmosféricos como CO₂, SO₂, NOx, partículas, CO y COV (Compuestos Orgánicos Volátiles). El CO₂ es un gas de efecto invernadero. SO₂, NOx, materia particulada y CO (monóxido de carbono) son peligrosos para la salud humana, mientras que los NOx y los COV contribuyen a la creación de contaminantes secundarios. Además, las plantas de carbón requieren una gran cantidad de agua de refrigeración y producen contaminación térmica al descargar el agua de refrigeración. Por no hablar de la minería del carbón, que supone un gran efecto negativo en el ecosistema y el paisaje.

El gas natural es un combustible fósil de combustión relativamente limpia en comparación con el carbón, sin embargo el gas natural es principalmente el metano, y la fuga de gas natural es una de las principales fuentes de emisión de metano. Además, la quema de gas natural también emite CO₂. Tanto el metano como el CO₂ son gases de efecto invernadero. Además, el proceso de perforación de gas natural también emite contaminantes atmosféricos y causa daño a los ecosistemas y a los recursos hídricos.

Las centrales de energía nuclear no emiten contaminación atmosférica durante su funcionamiento, pero los subproductos de la generación de energía nuclear, los residuos radiactivos, son peligrosos para la salud humana y el medio ambiente. Por otro lado, las energías renovables como la energía solar, la energía hidroeléctrica y la energía eólica tienen algunos impactos indirectos negativos sobre el medio ambiente. Materiales tóxicos y productos químicos se utilizan para producir las células fotovoltaicas de los paneles solares. Además, el haz de luz concentrada creado por las torres de energía solar térmica pueden matar a las aves y los insectos. Por último, pero no menos importante, las plantas de energía solar, las represas hidroeléctricas y la turbina eólica causan impactos negativos en el hábitat y los ecosistema de la zona.

Para resumir, es cierto que la electricidad es comparativamente una energía limpia. Y que la generación eléctrica por energía renovable tiene el impacto mínimo sobre el medio ambiente entre todas sus maneras de producción. Debemos fomentar la energía renovable, pero al mismo tiempo, no dar por sentado que no tiene ningún impacto ambiental. Por lo tanto, no te olvides de apagar la luz la próxima vez que salgas de una habitación!

Lim Shuang Ao

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Facebook IconYouTube IconTwitter IconLinkedInLinkedIn