Sociedad y Medio Ambiente

Buena gestión forestal

Mayo 2011

Los procesos de certificación que desde hace unos años se están realizando en nuestros bosques, sirven para reconocer y poner en valor la gestión adecuada de estos ecosistemas, y al mismo tiempo, ofrecer al consumidor la oportunidad de comprometerse con la conservación sostenible de los bosques al comprar productos forestales certificados. La certificación forestal es clave para la conservación de los bosques y para favorecer el desarrollo rural.

Comprar un lápiz en el que aparezca el sello de certificación forestal no nos asegurará un trazo más firme o que nuestra letra sea más legible, pero sí ayudará a dibujar un presente y un futuro mejor para los bosques, ya que el sello nos garantiza que la materia prima para elaborar este lapicero proviene de un bosque o masa forestal del que se ha hecho una gestión sostenible.

Siguiendo con este ejemplo, comprar madera certificada para la construcción de una casa no va a aumentar la solidez de la misma, pero va a contribuir a que los beneficios ambientales que nos proporcionan los bosques no se tambaleen y se sigan cumpliendo. Beneficios tan vitales como la conservación de los suelos, la prevención de la erosión, la regulación de los ciclos hídricos y el clima o la absorción del CO2.

Así mismo, al preferir ese papel, ese envase de tetrabrik, ese cartón de embalaje, ese palé… con certificación forestal también favorecemos el mantenimiento de la biodiversidad y la capacidad de regeneración del bosque.
De este modo, la inserción del sello de certificación forestal en productos forestales puestos a la venta, garantizan al consumidor que la madera, el corcho, las resinas, los piñones o los pastos ganaderos proceden de un bosque gestionado de manera sostenible.

Valor añadido en el mercado
Por consiguiente, la certificación es una herramienta de mercado al servicio de los bosques. Avala la conservación de los recursos naturales por medio de un sello que garantiza a los consumidores que el producto que están adquiriendo es el resultado de prácticas responsables, que concilian principios y criterios ambientales, económicos y sociales.

La certificación forestal permite involucrar al mercado en el reconocimiento del valor de los bosques y en la mejora de las prácticas llevadas a cabo en su gestión, tanto para aprovechamientos forestales, como para actividades cinegéticas y ganaderas, turismo y actividades de ocio. Proporcionando valor añadido al producto.

Certificaciones forestales

Existen dos grandes sistemas internacionales de certificación forestal que garantizan la “gestión forestal” que garantiza que el bosque se administra de acuerdo a principios y criterios internacionales de la entidad certificadora; y la “cadena de custodia” que evalúa el recorrido que realizan las materias primas, desde el árbol hasta el producto final. La cadena de custodia respeta las convenciones de la OIT, cubriendo así derechos laborales clave tales como la libertad de asociación, la edad mínima de los trabajadores, la igualdad de oportunidades de empleo, la seguridad y la salud en el entorno de trabajo y la prohibición del trabajo forzado.

Uno de ellos es FSC (Forest Stewardship Council), una ONG fundada en 1993. El logotipo FSC de gestión forestal garantiza al consumidor que los productos que compra proceden de bosques bien gestionados, certificados de acuerdo con los Estándares del Forest Stewardship Council. El sello FSC de cadena de custodia garantiza al consumidor que el papel ha sido producido de manera sostenible y que, con su compra, contribuye a la conservación de los bosques.

El otro sistema es el PEFC (Program for Endorsement of Forest Certification) es otra ONG internacional. El PEFC es un método de reconocimiento internacional de Sistemas Nacionales de gestión forestal adecuada, de acuerdo a unas normas comunes pero permitiendo la consideración de las diferentes características sociales, económicas y ambientales de los distintos países integrantes. El funcionamiento de este sistema de certificación global se basa en el reconocimiento mutuo, que se establece por un lado entre los distintos sistemas nacionales de certificación forestal PEFC – que son aquellos que se basan en los correspondientes Criterios e Indicadores de Gestión Forestal Sostenible de su área geográfica de actuación – y por otro lado entre los sistemas pertenecientes a países extraeuropeos cuyas Normas deben responder a los Criterios e Indicadores establecidos por los Procesos Intergubernamentales celebrados en sus respectivas regiones. Este reconocimiento mutuo implica que la certificación da derecho al uso del sello o marca registrada común PEFC, que es reconocido a escala mundial, independientemente del país productor,. El logotipo de certificación forestal de PEFC garantiza a los consumidores que están comprando productos de bosques gestionados sosteniblemente.

Un marcada diferencia entre ambos sistemas es que el FSC desarrolla estándares de manejo forestal y de cadena de custodia; mientras que el PEFC no vigila la cadena de custodia. Aunque PEFC ha comenzado el proceso de desarrollo de un sistema para incluir los asuntos sociales en su esquema de cadena de custodia, es difícil la tarea porque el sistema PEFC no asegura la trazabilidad hasta el bosque de origen. Otra diferencia es que los criterios y principios PEFC se adoptan mediante un proceso de consulta pública de 60 días en el que intervienen todas las partes interesadas; mientras que en FSC estos criterios no incluyen la participación de terceras partes interesadas.

Otras certificaciones para los productos forestales

Por otra parte, cada país comunitario y algunos extracomunitarios, han creado conforme a estas normas internacionales, certificaciones voluntarias para los productos derivados de la madera; como la Marca AENOR Medio Ambiente española y la Etiqueta IPE concedida por la Asociación de Investigación Técnica de la Industria Papelera Española con el Instituto Papelero Español. El Ángel Azul, que es un sistema de etiquetado ecológico alemán, que se otorga a aquel papel reciclado, producto sanitario elaborado a partir de papel reciclado, materiales de construcción fabricados con desechos de papel y al cartón reciclado que cumpla con los criterios ecológicos establecidos por el sistema. Esta etiqueta se utiliza por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente. El Cisne Blanco -Nordic Ecolabelling es un sello que establece criterios ecológicos y asegura que se han seguido estrictos controles ambientales sobre el consumo de recursos naturales, energía, emisiones al aire, agua y suelo. Es una certificación común en los países escandinavos, entre otros muchos que hay en el mercado del papel y cartón.

Plan de acción europeo

En 2005, la Unión Europea puso en marcha el Plan de Acción sobre aplicación de leyes, gobernanza y comercio forestales (FLEGT), como un primer paso para abordar la cuestión urgente de la tala ilegal y el comercio consecuente. Deriva del Reglamento (UE) Nº 995/2010 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 20 de octubre de 2010 por el que se establecen las obligaciones de los agentes que comercializan madera y productos de la madera.

La aplicación del sistema de licencias exige que las importaciones de los productos de la madera, como el papel y cartón, en la Comunidad estén sometidas a un sistema de controles e inspecciones que garantice la legalidad de la tala y de la exportación. Hay que tener en cuenta que la deforestación y mala gestión de los recursos naturales en las zonas tropicales provocan una enorme erosión de los suelos.

En definitiva, el FLEGT es una iniciativa europea para ayudar a países en desarrollo a prevenir la tala ilegal y a que se beneficien de los mercados de la madera. Y la fórmula principal para controlar el comercio de la madera y sus productos se hace a través de las certificaciones voluntarias del producto, como las que se han descrito más arriba.

Para este fin, la Unión Europea ha puesto en marcha el sitio web: www.euflegt.efi.int que busca proporcionar información sobre las actividades de la UE y sus socios en torno al Plan de Acción FLEGT, sobre todo en lo relativo a procesos de acuerdo voluntario de asociación en todo el mundo. El sitio está abierto a recibir comentarios e información sobre proyectos o iniciativas FLEGT que están teniendo lugar y se podrían añadir al sitio web.

Enlaces de interés:

www.nepcon.net/3545/Espa_ol/Inicio/Noticias_2010/Junio/_Ser_n_cubiertos_los_asuntos_sociales_por_el_sistema_de_cadena_de_custodia_PEFC_/
www.es.fsc.org/
www.pefc.es/
www.greenbuildingtalk.com/Blogs/tabid/59/EntryID/47/Default.aspx
www.wrm.org.uy/

Fuentes:

Fundación Vida Sostenible, mayo 2011
Bolecín nº80, abril 2011

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Facebook IconYouTube IconTwitter IconLinkedInLinkedIn