Actividades, Educación Secundaria

Utilizando la energía

Estamos rodeados de energía por todos lados, pero… ¿sabemos qué es? Es un concepto complicado de explicar pero muy fácil de entender, buscando su definición encontramos que “la energía es la fuerza que nos permite realizar una actividad”, “la capacidad para cambiar un objeto o su entorno”, “la capacidad de desarrollar un trabajo”, “la capacidad para obrar o producir un efecto”… O como dirían los antiguos griegos, “in ergon”, la energía es acción.

En el lenguaje cotidiano, muchas son las referencias a la energía… decimos que los niños “tienen mucha energía” cuando no paran de saltar, correr y jugar, y descansamos, comemos y dormimos “para reponer energías”. Los objetos, al igual que las personas, también tienen energía, así una manzana que cae del árbol, tiene suficiente energía como para hacernos daño si nos cae en la cabeza. Si nos ponemos más quisquillosos todo es “materia” y, como tal, existe una relación directa entre materia y energía (Ley de la Relatividad de Einstein).

Pero en realidad, más que la definición de energía, lo que nos importa es la utilidad que obtenemos de ella. En esta actividad te invitamos a trabajar el principio básico de la energía, “la energía ni se crea ni se destruye, sólo se transforma”, y para ello te proponemos la creación de sencillas maquetas con las que demostrar este fenómeno.

Objetivos

  • Conocer los distintos tipos de energía, así como su transformación de unas formas a otras.
  • Identificar las distintas fuentes de energía utilizadas cotidianamente, distinguir sus características y evaluar las ventajas e inconvenientes de cada una de ellas.
  • Reflexionar sobre nuestras conductas cotidianas en relación al uso y consumo de energía, con la intención de evitar las consecuencias negativas derivadas de éstas y promover su uso racional.

Organización y desarrollo

La actividad se organiza en tres fases. En la primera se introduce el concepto y los distintos tipos de energía, así como las posibles fuentes de producción. En la segunda, se organizan grupos de trabajo que desarrollarán un proyecto, estableciéndose días de tutoría de apoyo y asesoramiento. Para finalizar, en la tercera, se expondrán los trabajos realizados y se analizarán los resultados obtenidos.

Comenzaremos con una breve introducción a la temática a tratar, exponiendo las ideas claves que se van a trabajar y realizando una “lluvia de ideas” para detectar las ideas previas que el alumnado posee sobre la materia.

De todo lo tratado, debemos cerrar la sesión con un listado de los distintos tipos de energía y el uso que hacemos de ellas. A partir de este listado, se organizarán pequeños grupos de trabajo, que se encargarán de investigar sobre uno de ellos y de la creación de una maqueta sencilla en la que pueda observarse de manera práctica su funcionamiento.

Es importante concretar y homogenizar el trabajo asignado a cada uno de los grupos, para lo que aconsejamos establecer unas pautas mínimas para las maquetas y la elaboración de un informe a partir de un guión común. Se deja un tiempo para que los grupos se organicen y establezcan cómo van a realizar la maqueta, así como las posibles dudas e inconvenientes para su ejecución.

Durante una semana, se establecerá todos los días un tiempo de tutoría para la resolución de dificultades y asesoramiento de los proyectos, guiando y aconsejando a los grupos en la elaboración de sus maquetas.

Una vez finalizados los proyectos, se expondrán en clase, explicando en qué se basan, su mecanismo y funcionamiento, así como las dificultades encontradas para su elaboración y desarrollo. La exposición vendrá acompañada del informe en el que se explique de manera teórica los fundamentos de la maqueta, así como las ventajas e inconvenientes de este tipo de energía y su transformación en otras formas de energía.

Tras la puesta en común, se elaborará una sintesis de todo lo expuesto, centrando y concretando los conceptos claves trabajados. La actividad finalizará con la elaboración de un panel en papel continuo, en el que a través de fotografías, gráficos, esquemas y datos estadísticos se expongan los distintos tipos y fuentes de energía, el uso y consumo que hacemos de ellas, las ventajas e inconvenientes derivadas de este y su impacto sobre el medio ambiente.

Es muy importante en este último punto, detenernos en la discusión y el análisis del uso y consumo que hacemos de la energía y en la búsqueda de energías menos agresivas con el medio ambiente.

Duración: un trimestre.

  • Primera fase: una hora.
  • Segunda fase: una semana, aunque dependerá del grado de desarrollo de los proyectos.
  • Tercera fase: dos horas.

Materiales: Dependerá del proyecto, pero se propone la reutilización de materiales para la construcción de las maquetas como cartones para bebidas, restos de madera, pajitas de refrescos, etc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Facebook IconYouTube IconTwitter IconLinkedInLinkedIn