Estás en: Fundación Vida Sostenible > Ciudadanos > Tu casa y tu vida sostenible > Los alimentos > Cómo elegir alimentos sostenibles

Los alimentos

Cómo elegir alimentos sostenibles

Es básico elegir un modelo de alimentación sano y que esquilme lo menos posible los ecosistemas agrícolas.

En este caso, se impone un regreso a pautas tradicionales de alimentación, que ahora llamamos “dieta mediterránea”, basada en algunas sugerencias sencillas, por ejemplo:

  • Aumentar el consumo de legumbres (las legumbres contienen muchas proteínas a bajo precio, y contribuyen a regenerar los nutrientes de los campos de cultivo). Por lo general, aumentar el porcentaje de vegetales en nuestra alimentación.
  • Reducir el consumo de carne. El consumo medio actual está en unos 80 kilos por persona y año, pero la mitad de esta cantidad puede ser suficiente. Se trata de elegir carne de mejor calidad, a ser posible procedentes de animales criados mediante pastos y heno, y no con piensos compuestos industriales.

La Sociedad Española de Agricultura Ecológica dispone, entre otras, de una sección de debates de actualidad agrícola, con referencia especial al problema de los cultivos transgénicos.

Otros sitios especializados son los dedicados a la gricultura ecológica. Personas en Acción, o la de páginas del apartado agrícola de la Red Alternativa.

Comercio justo

El llamado “comercio justo” permite adquirir productos -entre ellos alimentos como café, cacao, te, azúcar, etc.- procedentes de países en vías de desarrollo a través de canales de comercialización que garantizan que los beneficios de la venta recaen directamente sobre los productores, y no sobre complejas redes de intermediarios que fijan precios caros para los consumidores finales y pagan poco dinero a los productores.

Lo alimentos comercializados a través de las redes de comercio justo deben cumplir claros requisitos de sostenibilidad y de calidad. El número de establecimientos que comercializan estos productos es de varios millares en Europa, y su número no deja de crecer.

Sitio de la Asociación Europea de Comercio Justo.
La opción consiste en adquirir alimentos procedentes de sistemas agrícolas, ganaderos y pesqueros con bajo impacto negativo sobre el medio ambiente.

La guía más segura para localizar este tipo de alimentos son las ecoetiquetas correspondientes (consultar enlaces más abajo), de la que ya comienza a haber cierta variedad:

  • Etiquetas de los consejos reguladores de la Agricultura Ecológica.
    Garantizan que los productos bajo este sello han sido generados sin emplear fertilizantes químicos ni pesticidas, así como siguiendo otras técnicas que reducen el impacto de la agricultura al mínimo. En España, cada comunidad autónoma gestiona su propia etiqueta. Enlaces con todos los consejos reguladores en la web del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (encuéntralo en: Alimentación > La Agricultura Ecológica en España).
  • Denominación de Origen Protegida (DOP) e Indicación Geográfica Protegida (IGP).
    El criterio fundamental de estas etiquetas es algo distinto al de la agricultura ecológica. Define productos cultivados según prácticas tradicionales (por lo general, con bajo impacto ambiental) en comarcas definidas. Implican la conservación de la biodiversidad. Adjudicadas por Consejos Reguladores de las Denominaciones de Origen. Existen para muchos productos.
  • Etiquetas para la carne procedente de animales criados de manera tradicional y/o extensiva, las otorgan el Consejo Regulador regional. El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (encuéntralo en: Alimentación > Denominaciones de origen e indicaciones geográficas).
  • Otras etiquetas para alimentos.
    Etiquetas para productos pesqueros. En relación con pescado obtenido por métodos no esquilmantes, por ejemplo el atún no pescado con volantas. Algunas marcas emplean el lema “Dolphin Safe” indicando atún pescado sin riesgo para los delfines.
  • Existen otras denominaciones comerciales de alimentos ecológicos o “biológicos” sin respaldo oficial. En estos casos, conviene leer atentamente la etiqueta para ver cómo justifica el fabricante esta denominación.

Un dictamen del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, en verano de 2005, ha establecido que España contraviene las normas comunitarias sobre etiquetado, presentación y publicidad de los productos alimentarios, pues se ha estado comercializando con la etiqueta de bio alimentos que no han sido obtenidos a través de agricultura ecológica. Por tanto, en España está prohibido el término bio para productos, como yogures, zumos y postres lácteos, que no procedan de este tipo de agricultura.

Otra información muy importante es detectar productos “ecodiseñado”, es decir, con un impacto ambiental reducido a lo largo de todo su ciclo de vida. Esta información está explicada en la web Productos Sostenibles.

10 productos ecológicos

Los alimentos ecológicos nos libran de ir acumulando residuos tóxicos en el organismo. La alimentación debe de ser especialmente orgánica en aquellos alimentos que sean más sospechosos de albergar sustancias químicas.

  1. Carne – El brote de la enfermedad de las vacas locas dio un gran impulso a la carne orgánica. La normativa impone a los ganaderos que no pueden dar antibióticos ni la hormona del crecimiento a los animales. Los mamíferos y aves de granja deberán alimentarse de granos cultivados sin fertilizantes químicos ni pesticidas. Tampoco se permite el pienso con subproductos de la carne. Además, la ternera ecológica debe provenir de una vaca a la que se le dieron piensos orgánicos durante el último tercio de su gestación.
  2. Lácteos – La leche orgánica procede de vacas alimentadas a partir de granos cultivados sin abonos químicos ni pesticidas. Tampoco se permite la hormona del crecimiento ni antibióticos. Las vacas lecheras ecológicas deben pastar en el campo con regularidad. Los mismos preceptos se aplican al resto de los productos derivados de la leche como el yogurt, helados, mantequilla o queso.
  3. Fruta – Al lavar una pieza de fruta no estamos eliminando todos los plaguicidas y si la pelamos se están perdiendo beneficios nutricionales. Las manzanas y nectarinas y melocotones son los alimentos más cargados de plaguicidas. Las fresas absorben gran cantidad de veneno y no se pueden pelar. En la alimentación de los niños es especialmente necesario buscar la etiqueta ecológica.
  4. Huevos – Los huevos ecológicos provienen de aves que se alimentan con grano orgánico y no se le suministra la hormona del crecimiento ni antibióticos. Las gallinas camperas o de corral además deberán tener acceso al patio.
  5. Café – Además de preocuparnos que tenga la etiqueta ecológica, estaría bien también buscar la etiqueta de Comercio Justo, que garantiza que los productores de café han sido pagados de manera justa. También se debe considerar si es de origen shade-grown, es decir, de café cultivado a la sombra de un bosque, un método de producción que preserva los enormes árboles de la selva y la biodiversidad que alberga.
  6. Patatas – Las patatas absorben el doble de tóxinas cuando se cultiva en condiciones no ecológicas. Los fungicidas previenen el llamado tizón, causante de la hambruna de la patata a mediados de la década de 1800 en Irlanda y que provocó la muerte de alrededor un millón de personas. No hay bueno métodos para combatirlo por lo que el precio de las patatas ecológicas es casi el doble que el de las no ecológicas.
  7. Hortalizas – Los pimientos, sean de la clase que sean, absorben como esponjas los pesticidas a través de su fina piel. Son propensos a la infestación por insectos, por lo que están sujetos a fuertes fumigaciones de insecticidas en las grandes granjas comerciales. Aunque se laven o pelen no se elimina su contaminación. Otras verduras que muestran un elevado nivel de residuos de plaguicidas son el apio, las judias verdes y los tomates. Según estudios, las tasas de plaguicidas en zanahorias y coliflor es considerable si su origen es no ecológico, por lo que son otros buenos candidatos para la compra ecológica.
  8. Verduras de hoja verde – A los insectos, gusanos y babosas les encantan las hojas tiernas de espinacas y lechugas. Algunos de lo pesticidas más potentes se aplican sobre las verduras que utilizamos en nuestras ensaladas. La espinaca es la verdura con mayor cantidad de plaguicidas. Por el contrario, los agricultores ecológicos, se sirven de repelentes no tóxicos y de trampas como redes. Vegetales como la col rizada, las hojas de mostaza y de nabo y las berzas también están en lo alto de la tabla por riesgo de contaminación con plaguicidas.
  9. Para bebés – Los bebés y los niños son especialmente vulnerables a los efectos nocivos de los plaguicidas, antibióticos, hormonas y cualquier otro producto químico. Muchos pesticidas utilizados en frutas y verduras son tóxicos para el cerebro y pueden interferir en su desarrollo. La hormona del crecimiento en la carne puede causar la pubertad precoz en las niñas. La comida orgánica puede beneficiar al niño incluso antes de que nazca, ya que los productos químicos tóxicos pasan de la madre al feto por el torrente sanguineo.
  10. Cuidado con la comida industrial – Los expertos afirman que todo lo que se coma en abundancia debe ser ecológico, para evitar sobreexposición a ciertos productos químicos. Mientras que unos cuantos residuos de pesticidas en la bolsa de aperitivos puede no estar mal, si los consumimos a diario empezamos a apostar por la acumulación de tóxicos en nuestro cuerpo. Lo mismo pasa con las salsas elaboradas, la comida precocinada, la bolleria industrial…

No todos los alimentos almacenan igualmente las sustancias tóxicas. De hecho, algunos de ellos n están tan contaminados cuando son no ecológicos. Los productos que no absorven demasiado los pesticidas o que se pelan son: espárragos, aguacates, plátanos, brócoli, col, kiwi, mango, cebollas, papaya, piña.

Encuentra enlaces de interés en el Mapa de los Alimentos.

6 comentarios sobre
Cómo elegir alimentos sostenibles

  1. Necesito saber donde puedo conseguir productos organicos de origen animal y/o vegetal libre de contaminacion en mi pais: Argentina, provincia de Mendoza capital, desde ya muchas gracias.-

  2. hola quisiera saber algo sobre los productos de higene personal como jabón de ducha o para el pelo. se que quizás no es esta la ubicación para la pregunta pero es que no encuentro nada sobre esto. y ya que acá esta todo sobre alimentación , me podrían guiar sobre la higene sustentable .

  3. Si que es cierto que según pasan los años todo esta más automatizado y es menos natural a lo que comprabamos hace unos años. Por ejemplo yo la fruta la adquiero en sitios de confianza, los kiwis por ejemplo, de Zespri. Esta es de las mejores en cuanto a naturales.

    Gracias!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Facebook IconYouTube IconTwitter IconLinkedInLinkedIn