La ducha y el lavabo

Ecobricolage

Reconvierte la instalación

Con un poco de maña y de tiempo, cualquiera puede modernizar su instalación de ducha instalando grifería economizadora, haciéndola más eficaz. Los materiales necesarios (estranguladores, aeradores, etc) se pueden encontrar en algunas tiendas de fontanería y saneamientos o bien se pueden solicitar a cualquiera de las casas especializadas en grifería economizadora (consulta el web mapa de agua). Algunos establecimientos venden kits completos con todo lo necesario para la instalación.

Plantéate instalar grifería economizadora. Estos artefactos funcionan basados en un sencillo principio, que consiste en que cuanto menor sea el orificio de salida del agua, mayor será la presión y mayor la velocidad del chorro. Empleando finas rejillas, estranguladores y toberas que permiten la mezcla del agua con aire, el resultado final es una refrescante o cálida ducha que proporciona un estimulante masaje… y además, consume entre un 30 y un 50% menos de agua que una ducha convencional. Por si fuera poco, también ahorra la correspondiente cuota de energía para producir agua caliente. Muchos de estos aparatos los puedes instalar tú mismo y tienen un coste muy reducido.

Si la fontanería no es demasiado antigua, las roscas de los pasos de agua serán más o menos estándar. En cualquier caso, existen a la venta todo tipo de adaptadores para superar este inconveniente. Puede llegar más o menos lejos según su maña; como mínimo, siempre podrá cambiar el modelo antiguo de alcachofa por un atomizador más eficiente.

No olvides visitar la tienda de saneamientos de tu barrio o localidad. Aunque no tengan estos productos, seguro que saben dónde pedirlos, y de paso, facilitarás las cosas al siguiente cliente.

Fabrica tu propia pasta dental

Productos como el Clorohexidina, triclosán, y derivados del amonio cuaternario están presentes en dentífricos y colutorios. Estos compuestos pueden perjudicar al ser humano irritando la piel y favoreciendo la resistencia de las bacterias. Además, el uso de nuevos envases de plásticos y cajas de cartón coloreadas perjudican el medio ambiente. En nuestra mano está cambiar esta opción por una más natural y barata, la solución es tan simple como elaborar un dentífrico casero. A continuación se muestra una serie de recetas para ello:

Receta 1

Ingredientes

  1. 110 gramos de bicarbonato de sodio. Este compuesto tiene la capacidad de limpiar de manera natural, no es tóxico y sirve para blanquear los dientes.
  2. Esencia de aceite de menta. Sirve para refrescar y dar buen aliento.
  3. 20 gramos de sal de mesa.
  4. Glicerina sin olor (no la que se vende para hidratar la piel).
  5. Agua oxigenada para uso casero, no para industrial ni para decolorar el cabello (opcional). Este compuesto desinfecta la boca naturalmente y blanquea los dientes.

Procedimiento

Colocar el bicarbonato en un recipiente. Posteriormente añadir 20 gramos de sal fina y verter 6 cucharadas de té de glicerina para conseguir un dulzor en la mezcla. Después, poner ¼ de taza de agua oxigenada y una gota de esencia de aceite de menta. Para finalizar, mezclar todo hasta que formar una pasta, si es necesario añadir más agua oxigenada hasta la consistencia deseada.

Recomendaciones y observaciones

  • Se debe guardar en un recipiente de vidrio con tapa para que no se seque.
  • En caso de que no se cuente con aceite esencial de menta, se pueden utilizar otros sabores como canela, almendras, vainilla, etc.

Receta 2

Ingredientes

  1. 1 taza de agua.
  2. 1 cucharadita de tomillo. Es antiséptico.
  3. Arcilla blanca. Este material refuerza las defensas del cuerpo, conserva los dientes además de impedir la proliferación bacteriana y microbiana.
  4. 1 pizca de sal de mesa.
  5. 3 gotas de esencia de aceite de menta.

Procedimiento

El primer caso consiste en hervir el agua con una cucharadita de tomillo 8 minutos. Cuando el agua esté tibia, separar el líquido utilizando un colador. Posteriormente, en un tazón añadir 3 cucharadas de la infusión (agua hervida previamente), 3 gotas de aceite de menta, la pizca de sal y 2 cucharadas de arcilla blanca. Para finalizar se debe proceder a mezclar todos los ingredientes con una cuchara hasta tener una pasta. En caso de ser muy líquida, se puede agregar una cucharada más de arcilla.

Recomendaciones y observaciones

  • Guardar la mezcla en un recipiente de vidrio con tapa un lugar fresco, de preferencia en el frigorífico.
  • La arcilla blanca es menos gruesa y abrasiva que otros tipos. Con su uso se consigue no dañar o desgastar las placas de los dientes.

Receta 3

Ingredientes

  1. 1 hoja de aloe vera.
  2. Arcilla blanca.
  3. 5 hojas de menta.
  4. 5 hojas de salvia.
  5. 1 taza de agua.
  6. Romero.

Procedimiento

Un día antes de hacer la pasta se deben cortar los bordes de la hoja de aloe vera y remojar en agua para evitar los excesos de yodo. Una vez realizado esto, abrir la planta horizontalmente y sacar toda la gelatina de adentro. Por otro lado, hacer una infusión con las hojas de menta, salvia y romero, cuando el líquido este tibio lo mezclamos con la gelatina antes obtenida. Para terminar se agrega la arcilla blanca hasta obtener una pasta uniforme.

Recomendaciones y observaciones

  • Mantener en un frasco de vidrio con tapa.
  • En caso de que las pasta se endurezca, basta con añadir un poco de agua tibia.

Receta 4

Ingredientes

  1. 2 ½ cucharadas de aceite de coco.
  2. 3 cucharadas de bicarbonato de sodio.
  3. 20 gotas de aceite esencial de menta.
  4. 1 paquete de stevia.
  5. 1 cucharadita de glicerina (opcional).

Procedimiento

Agregar en un bowl el aceite de coco y el bicarbonato, mezclar bien con la ayuda de un tenedor. Después, agregar el aceite esencial de menta, stevia y glicerina, volver a mezclar hasta que quede una crema uniforme.

Recomendaciones y observaciones

  • Guardar la mezcla en un recipiente de vidrio con tapa en un lugar fresco.
  • Se puede utilizar durante tratamientos homeopáticos.

Receta 5

Ingredientes

  1. ¼ taza de levadura de cerveza. Este ingrediente tiene un alto contenido de hierro.
  2. 1 ½ cucharada de cáscara de limón (ralladura). Es un buen blanqueador natural.
  3. 1 cucharadita de sal.
  4. Aceites esenciales (opcional).
  5. Hierbas (opcional).

Para empezar se debe mezclar la levadura de cerveza, ralladura de limón y sal hasta tener una pasta. En caso de que se quiera obtener mayor frescura o sabor, agregar 13 gotas de menta o añadir hojas de hierbas como la menta, eucalipto o manzanilla, previamente secadas y trituradas

Recomendaciones y observaciones

  • Conservar en un lugar fresco y hermético.

No hay excusas, sólo queda elegir el dentífrico que más nos guste y ponerse manos a la obra. De esta manera contribuiremos a conseguir unos hábitos más saludables para nosotros mismos y para el medio ambiente.

Más información en:

Mejor con salud

Ecocosas

Natuorigen

Tips-caseros

 

 

4 comentarios sobre
Ecobricolage

  1. Mi casa es relativamente nueva tiene unos 3 años de construcción y sus instalaciones de cometida de agua potable hacia el interior de mi hogar son relativamente nuevas. En cuanto al uso en si del agua tanto en ducha, lavabo, etc. Son de consumo medio. Espero reducir un poco más ese consumo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Facebook IconYouTube IconTwitter IconLinkedInLinkedIn