La ducha y el lavabo

Beneficios

Ambientales

1) El consumo de agua en el baño, la ducha y el lavabo es el más importante junto con el del retrete. Controlar cuidadosamente nuestros hábitos de limpieza personal contribuye de manera importante a mejorar la eficiencia en el consumo de agua y de energía.

2) Casi 3.000 hectómetros cúbicos de agua potabilizada se consumen al año en los hogares españoles. La tercera parte se utiliza en la limpieza personal, concretamente en la ducha y el lavabo.

3) En Madrid, el principal consumo de agua proviene de las viviendas, en torno al 60%. Para controlar este consumo la ordenanza de Gestión y Uso Eficiente del Agua de la ciudad de Madrid, aprobada en mayo de 2006, obliga a las viviendas construidas a partir de esa fecha a disponer de contadores de agua fría individualizados por cada piso. El plazo de adaptación es hasta julio de 2009.

4) Una reducción de sólo el 10% de nuestro consumo de agua para estos usos, supondría crear un embalse de agua ahorrada de 100 hectómetros cúbicos en España. Y eso se puede conseguir simplemente reduciendo en menos de un minuto el tiempo que dejamos correr el agua en la ducha.

5) Duchas y lavabos también consumen una importante cantidad de energía, necesaria para calentar el agua. El consumo de energía en este menester es aproximadamente el 15% del total de la consumida en los hogares.

Tenemos pues una buena oportunidad de reducir la emisión de contaminantes a la atmósfera, emitidos por las centrales de producción de energía, utilizando un poco mejor las instalaciones de nuestro cuarto de baño. (Consulta la sección comercial -de interés para empresas- para investigar las marcas economizadoras en el web mapa del agua.)

Económicos

Los beneficios económicos del ahorro de agua en la ducha y el lavabo comienzan a ser importantes si instalamos grifería economizadora en grifos y en la alcachofa de la ducha. Empleando este sistema, una vivienda habitada por 3 personas puede ahorrar fácilmente unos 30.000 litros al año. Al precio actual del agua para el consumo (algo menos de 1 euro por metro cúbico como media), supondría unos 30 euros. No parece mucho, pero hay que tener en cuenta que, siguiendo las directivas europeas al respecto, el precio del agua cada vez se aproximará más a su coste real y, por lo tanto, subirá.

Además del ahorro de agua, la instalación de grifería economizadora en la ducha supone considerables ahorros de energía en la producción de agua caliente. Puede llegar fácilmente a un ahorro de más de 120 euros/año en la factura de la energía de un hogar habitado por 3 ó 4 personas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Facebook IconYouTube IconTwitter IconLinkedInLinkedIn