Estufas y acondicionadores de aire

Beneficios

Para el medio ambiente

La climatización es de gran importancia para el medio ambiente por dos razones principales:

1) Supone un importante porcentaje del consumo total de energía del país y de la contaminación atmosférica generada, y la tendencia es a que aumente con rapidez en los próximos años. Hay que tener en cuenta que en España todavía existen muchas viviendas de clima duro en invierno y sin calefacción: al disponer de más dinero, todo el mundo quiere instalar un sistema de climatización. Además, ha surgido un nuevo consumo, desconocido hace unos años: el de electricidad para aire acondicionado en verano. De manera que la huella ecológica de la climatización es grande, y con tendencia a hacerse más pesada.

2) La buena noticia es que el margen de reducción de la huella ecológica de la climatización también es muy grande. Esto es debido a que muchos de los sistemas que funcionan actualmente no se diseñaron con ningún criterio de eficiencia: por ejemplo, las viejas calderas de carbón que se encienden por la mañana y se apagan por la noche sin prestar ninguna atención a si el día es soleado o frío, y que obligan a sus sufridos usuarios a abrir de par en par las ventanas para no morir de calor.

Para tu bolsillo

1) Si vamos a instalar un sistema de calefacción, es recomendable elegir un modelo con un buen sistema de desconexión automática cuando se alcanza la temperatura deseada, que funciona mediante un sencillo termostato, nos permitirá ahorrar mucho dinero en la factura del combustible o de la electricidad.

2) Es muy importante optar por aparatos eficientes. Si bien actualmente en España, los aparatos de calefacción no están obligados a portar etiquetas energéticas informativas sobre el consumo de energía, como las de los refrigeradores, hornos, aire acondicionado, etc., existe en el mercado otro marcado de eficiencia energética que se representa en «estrellas» que van de uno a cuatro, siendo los más eficientes los de cuatro y los menos los de una estralla.

Los más eficientes, si bien son un poco más caros, a mediano plazo los amortizarás sin problema; el ahorro que producen los electrodomésticos eficientes lo notarás desde la primera factura energética.

3) Si se trata de modernizar un sistema de calefacción obsoleto, también obtendremos sustanciosos ahorros, mejorando el mantenimiento de la instalación, colocando materiales aislantes en las tuberías que distribuyen calor a las habitaciones, instalando termostatos, etc.

No es fácil dar cifras de las economías que se pueden alcanzar. En sistemas de calefacción central de la zona centro de la península, pueden ser muy sustanciosas: un ahorro del 30% en el combustible consumido se traduciría en una economía de unos 300 euros al año.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Facebook IconYouTube IconTwitter IconLinkedInLinkedIn