Hablemos de medio ambiente

El paisaje

Esta sección muestra cosas que podemos hacer para conservar y acrecentar nuestro legado ambiental: paisajes, especies y formas de vida que han sobrevivido hasta nuestros días tras pasar por el estrecho tamiz de la selección natural.

Nuestro legado ambiental

Paisajes, especies y formas de vida con los que compartimos el planeta

“Paisajes y especies” es una manera de denominar la biodiversidad del Planeta, la variedad interdependiente de todas las formas de vida, tanto la humana como los hábitats naturales que forman los sistemas interconectados. Esto significa que lo que hacemos a una parte del sistema afecta al sistema entero como un todo. Eliminar una especie se puede comparar con practicar una vía de agua en el casco de un barco.

Preservar el ambiente implica proteger la biodiversidad en su conjunto, porque nos garantizaba salud y la seguridad humana, y nos provee de beneficios directos como la comida, el agua, la energía, etc.

Proteger el paisaje, las plantas y animales es algo estrechamente relacionado con la planificación de nuestra vida misma. Sólo así podemos paliar los efectos de la contaminación sobre las cuencas hidrográficas, la erosión del suelo, la extinción de plantas y animales. Es una contribución fundamental a la construcción de un mundo sostenible.

Las manifestaciones del paisaje

Territorio y biodiversidad

El desarrollo de nuestra vida implica un impacto de nuestra actividades sobre el entorno próximo y también lejano. Esto se puede medir de varias formas. Por ejemplo, en términos de espacio ocupado por nuestra vivienda. El crecimiento urbanístico significa el vertido de cemento y otros materiales de construcción sobre la naturaleza, esto debería planificarse de tal manera que se cause el menor impacto posible al suelo, al entorno visual, y a las plantas y animales del sitio.

El impacto sobre el paisaje (en sentido amplio) no suele entrar en las preocupaciones de los agobiados compradores de viviendas, más preocupados por las condiciones de su hipoteca. Sin embargo, como consumidores podemos escoger la compra de una vivienda, en la ciudad o aquella para pasar el verano, en sitios donde se respeten criterios de sostenibilidad, es más, es buena idea solicitar que te informen sobre los permisos y auditorias ambientales realizadas.

Pero también están las actividades que realizamos fuera de nuestro hogar en el exterior. Nos referimos a los lugares de esparcimiento y ocio que visitamos probablemente cada semana. Pueden ser los parques dentro de la ciudad o los alrededores. Es importante que respetes el entorno, esto significa un especial cuidado con no dejar la basura en el sitio, no realizar fogatas, no arrancar plantas, no pisarlas y no cazar animales ni ahuyentarles.

¿Qué podemos hacer para proteger el paisaje?

Conservar el paisaje

Para conseguirlo, tenemos muchas opciones:

• Podemos mejorar el trato que damos a las plantas y animales que comparten nuestra casa, por ejemplo evitando la compra de animales exóticos a no ser que contemos con la garantía de que no han sufrido daño en su captura y transporte.

• La manera en que nos alimentamos también tiene mucha influencia sobre el paisaje y la biodiversidad. Escogiendo la procedencia de los alimentos que consumimos, observando la información que lleva el etiquetado, se puede elegir alimentos de agricultura ecológica y de granja.

• Ya sea una en corta excursión o en un largo viaje, tropezaremos con otros paisajes y otras culturas que merecen que disfrutemos de ellos sin dañarlos. Consulta la sección excursiones y vacaciones para encontrar información interesante al respecto.

 

Información de interés

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Facebook IconYouTube IconTwitter IconLinkedInLinkedIn