Y después de ocho meses comenzamos a endeudarnos con el planeta…

calendario

Según el cálculo de la huella ambiental realizado por la firma  Global Footprint Network (GFN) para la ONG WWF a partir de este momento comienza nuestra deuda con el planeta, pues la capacidad que tiene este para regenerar los recursos de un año entero, y  que estamos indiscriminadamente consumiendo se han agotado.

Un día para no celebrar, y que cada año llega más precipitadamente, ocurrió ayer. Me refiero al “El Día de la Sobrecapacidad de la Tierra” fecha que nos recuerda lo insostenible de nuestro sistema. Un día en el que recordamos que necesitaríamos 1,6 planetas más para continuar este desmedido estado de contaminación.

Esta fecha debe ayudarnos a reflexionar sobre el estilo de vida que llevamos, ¿Somos el desmedido que piensa que los recursos son inagotables, o que ni siquiera piensa en eso? o por el contrario ¿Somos aquellos que una vez llamaron locos, ecologistas o abraza árboles? si eres de la primera te invitamos cordialmente a este camino hacia la sostenibilidad, si ya haces parte, no te desanimes, si bien este tipo de fechas a veces nos llenan de impotencia, deben animarnos  a mostrarle a más personas los beneficios que tiene la sostenibilidad.

Rosely Rojas Rizzo

 

Día de la sobrecapacidad de la Tierra

 

Por fin una buena noticia para el Planeta

tierra

 

Ya es noticia mundial que luego de los esfuerzos realizados a partir del protocolo de Montreal, el agujero de la capa de ozono muestra indicios de recuperación. La investigadora Susan Solomon, gran conocedora del tema, asegura en una investigación recientemente publicada en la revista Science, como el agujero de la capa de ozono se ha reducido en más de 4 millones de kilómetros cuadrados desde el año 2000.

Este es un importante triunfo que nos demuestra que cuando decidimos unirnos a favor de las causas ambientales podemos lograr grandes metas.

A pesar de que la investigadora asegura que el agujero no se cerrará por completo hasta mediados de siglo, lo verdaderamente importante de rescatar es que al menos ya tenemos la esperanza de que se cerrará.

Recordemos que el agujero en la capa de ozono representa un peligro para los seres vivos que habitamos el planeta, pues la capa de ozono es la encargada de protegernos principalmente de los rayos UV que llegan a la Tierra provenientes del Sol.

Esta buena noticia sin duda nos sirve como impulso para seguir trabajando a favor del planeta, del bienestar de las futuras generaciones y finalmente de nuestro propio beneficio. Esperemos que al igual que con el tratado de Montreal, el Acuerdo firmado el año pasado en París con relación a la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero tenga igual o mejor éxito y que las noticias positivas para el medio ambiente no paren.

Rosely Rojas Rizzo

 

Ir a la biblioteca

biblio

Siempre hace frío en esa biblioteca pero nunca puedes resistir a la idea de entrar. Apenas has pasado la primera puerta, y ya hueles ese olor tan especial: una mezcla entre los libros más antiguos y los recién impresos. Te falta una segunda puerta antes de entrar en la biblioteca. Ya sabes que después de ella, no podrás hablar en voz alta, pero tu cerebro ya está preparado para respetar ese mundo silencioso. El silencio. Es el primer adjetivo que califica el lugar. Sin embargo, no es un silencio frío o molestoso, sino un silencio acogedor. Te sientes a gusto en ese lugar tranquilo y fuera de cualquiera realidad, estás como en una nube.

La bibliotecaria te acoge con su voz tan suave. Ya han pasado decenas de personas hoy pero siempre tiene esa sonrisa que la caracteriza perfectamente. La conoces desde siempre. Se acuerda de lo que has leído, de lo que te gusta, se interesa por tu vida, busca aprender cada vez más de la vida. Todas y todos quieren compartir con esa persona delicada y apasionada.

La bibliotecaria te propone los libros que más te van a gustar  pero hoy prefieres deambular entre las estanterías donde cada vez redescubres el alfabeto. ABCDEG… ABCDEFGH… Te arrodillas y desarrollas una técnica para leer en vertical. Coges un libro, dos o tres. Los hojeas rápidamente. Lees sus resúmenes. Quieres elegirlos todos. Te fascina la cantidad de cultura que te rodea.

Finalmente decides elegir tres. Vas a ver de nuevo la bibliotecaria, la saludas y sales con ganas de absorber nuevos conocimientos y deseando regresar lo ante posible.

Elvina Mocellin

Cuatro cosas que no deberías tirar a la basura

medicamentosHoy día sabemos cómo disponer los residuos –dependiendo de su material– cuando queremos tirarlos, sin embargo existen algunos desechos que manejamos comúnmente en casa cuyo tratamiento es un poco más digamos “especial”. Hoy los recordaremos para encontrar la mejor forma de darles una disposición final adecuada.

1.Los medicamentos vencidos o botes de jarabes que hemos terminado, no deben ir en la basura corriente de nuestra casa, lo mejor es ir a una farmacia y así brindarles una disposición final correcta. Hay quienes piensan que pueden tirar los medicamentos vencidos por el inodoro o el lavabo, sin embargo este es un error que produce una contaminación grave debido a que las plantas de tratamiento de aguas residuales  usualmente no manejan este tipo de sustancias, por lo que exponemos los cuerpos de agua y los animales a ellas; una problemática bastante preocupante ya que, por ejemplo altera el comportamiento de los peces e incluso está modificando sus órganos vitales. Aunque es pronto aún para conocer del todo los efectos a largo plazo que esto tendrá en el ser humano como consumidor de estas especies, se sabe desde ya, que nada bueno traerá como consecuencia.

2.Bajo ningún concepto se deben tirar aceites por la cañería, lo mejor es depositarlos en una botella de plástico bien cerrada, y disponerla con ayuda de los servicios gratuitos de recogida de aceite de la comunidad donde vivimos (por ejemplo, en Madrid, Reseave), en muchas ciudades se puede contactar con el ayuntamiento. Y atención esto aplica también para cuando abrimos nuestras latitas por ejemplo de atún ya que muchas veces escurrimos casi inocentemente el aceite en el fregadero.

3.Los encendedores plásticos para aquellos que fuman o los que los usamos en casa para encender la hornilla, no deben tirarse a la basura sin que antes comprobemos que no hay más gas dentro.  Esto debido a que pueden causar incidentes al contacto con otros materiales dentro de la basura común. Como resulta un poco difícil saber si el gas ha terminado del todo, lo mejor que podemos hacer es juntarlos hasta que tengamos una cantidad considerable y llevarlos a un punto limpio de nuestra ciudad o pueblo.

4.Los termómetros de mercurio, si no lo sabias, son bastante peligrosos en la basura, pues terminan rompiéndose y el mercurio es un metal líquido altamente contaminante para el suelo y el agua. Además bastante dañino si llegase a estar en contacto con la piel o fuese respirado, incluso en bajas cantidades, por lo cual es importante buscar en tu comunidad la manera más adecuada y tratarlo como un residuo peligroso, por ejemplo contactando con un hospital cercano y llevándoles allí.

Si bien es cierto que nos resulta en unos pasos más de los habituales, deshacernos de estos cuatro elementos y disponerlos adecuadamente ayuda a aumentar el tiempo de vida de los rellenos sanitarios y evita contaminaciones al suelo y al agua. ¡Intentémoslo!

Rosely Rojas Rizzo

Hacer un zumo

zumo

¡Ay! Cada mañana es lo mismo, te despiertas con esas ganas de beber un vaso de zumo bien fresquito, pero… no tienes zumo bien fresquito porque tus convicciones te impiden comprar zumos ya listos y envasados. Cada mañana es lo mismo, no tienes paciencia y te pones nerviosa porque has decidido que ya nunca comprarás zumos industriales y que, por lo tanto, necesitas hacerte tus propios zumos. ¡Qué buena idea!

Algunas mañanas, te desanimas, y bebes un vaso de agua que tiene ese sabor asqueroso de las mañanas. Otras veces, eres más valerosa, y decides exprimir naranjas, limones u otras frutas. En ese momento empieza una actividad muy deportiva: ir a buscar las frutas, cortarlas y exprimirlas. No entiendes porqué tantas frutas dan tan poco zumo, tu brazo te duele, tienes las manos pringosas y te encuentras con un montón de desechos orgánicos que no podrás tirar a la basura (no, no, los necesitas para tu abono compuesto). Sirves tu mezcla en un vaso, friegas el exprimidor, limpias tus manos y ahora, puedes sentarte. Tomas el primer trago y ya sabes… como cada mañana, habías olvidado el sabor tan rico de las frutas y la textura espesa del zumo casero. Ya sabes porqué no compras zumos envasados y porqué te impones esa tarea diaria. Tal vez pierdas menos tiempo al consumir esos falsos zumos, pero lo seguro es que pierdes sensaciones y sabores.

Mañana puede que estés más lista y que prepares zumo para dos días, o puede ser que no, porque al final ¿qué significa perder tiempo?

Elvina Mocellin

¡A comer rico y de temporada!

Ha llegado el verano y con el calor las ganas de comer comidas frescas todos los días, una buena ensalada para la comida, un bocadillo de frutas, un zumo natural frío o ¿qué tal incluso hacer nuestra propia mermelada para las mañanas? ¡Suena todo riquísimo! Definitivamente esta es la época perfecta para conocer cuales son las frutas y verduras de la temporada y buscar nuestras recetas favoritas para aprovechar la frescura de estos alimentos antes de pensar en consumir otros que no son de esta época.

Disfrutando de todas las frutas y verduras de la temporada veraniega y en general consumiendo alimentos propios de cada época del año, obtenemos beneficios para nuestra salud pues no han necesitado de productos añadidos, como químicos y conservantes, o bien de pasar meses congelados en una cámara frigorífica, tal como sucede con unas cerezas que encontramos en enero por ejemplo.

Por otra parte ahorramos unos cuantos euros pues los alimentos de temporada son más económicos que los que no. Y a estos beneficios le sumamos que estamos apoyando el respeto por los ciclos naturales del medio ambiente, a los agricultores locales y evitamos la cultura de la agricultura intensiva.

Aquí tenéis el enlace realizado por la página web www.elgranero.com sobre las frutas y verduras para este mes de Junio, descárgate la imagen en tu móvil y cuando salgas a comprar ve a por ellas y disfruta.

Rosely Rojas Rizzo

My ocean is not a bin!

notabin

A partir de la primera revolución industrial el plástico ha pasado, paulatinamente, a formar parte de nuestro día a día. Está en todas partes e inconscientemente lo usamos para vestirnos, transportar y almacenar objetos, mobiliario, embalajes, material de oficina…

La sociedad está cada vez más comprometida con el medio ambiente y las buenas políticas empresariales ¿Quién no ha sido testigo del reciente patinazo de la cadena americana Whole Foods, que comercializó naranjas peladas en cajas de plástico?

Los micro plásticos almacenados en el mar se han vuelto desde hace poco un tema de seguridad ambiental: la mayoría de los desechos que no utilizamos con vertidos al mar, realidad que muchos de nosotros ignoramos, sobre todo si separamos nuestros envases religiosamente. Muchos países del tercer mundo o en vía de desarrollo reciben ayudas de otros estados por convertir el suyo en vertederos, las grandes industrias utilizan el mar como basurero…

Los plásticos que vertimos al mar o que acaban, por una razón u otra en él, se convierten en micro plástico debido al constante movimiento de las olas y a la exposición al sol. Al final se erosionan y desmenuzan, adoptando formas ínfimas y casi imperceptibles. El plástico pequeño y fraccionado flota y es llegado por corrientes por lo que circula por todo el mar sin que podamos interferir en ello.
Como apuntaba Belén Quintana Martín-Montalvo, licenciada en biología marina, los peces confunden estos micros plásticos con alimentos. Las tortugas marinas, por ejemplo, se alimentan de medusas. El color y la forma de una bolsa de plástico tiene un gran parecido con el de una medusa, por lo que acaban siendo ingeridas por las tortugas, causándoles una eterna sensación de estar saciadas, por lo que acaban muriendo de hambre. Pero, no sólo las tortugas se alimentan de estos desechos: muchos peces se alimentan de esos micros plásticos, son pescados y terminan, al final de la cadena alimentaria, en nuestros platos.

A pesar de ser fielmente y abiertamente defensora del veganismo, soy consciente de que mi entorno todavía no ha encontrado suficientes motivos para dejar de lado el consumo de ciertos productos de origen animal. Cabe señalar que la mayoría de pescados que se encuentra en el mercado provienen de la acuicultura, también conocida como el cultivo de peces, o de la pesca de red, por lo que encontrar pescado ético, sostenible y sin modificaciones ni alteraciones es todo un reto. La pesca sostenible parece la opción más razonable para los consumidores. Se trata de pescar sin red, con cañas, uno a uno cada pez. De este modo, al no usar redes de pesca, los barcos no arrastran todo cuanto hay a su paso, ni destruyen ecosistemas, ni se devuelve al mar lo que no se quiere, una vez destruido. En la página web del MSC (Marine Stewardship Council) se puede encontrar toda la información sobre pesca sostenible, cuales son los comportamientos que premian, como reconocer productos provenientes de la pesca sostenible e indican dónde comprar.

Texto y fotografía: Alba Zaragoza De Vincenzo

Más información: Informe sobre los micros plásticos por la UNEP (United Nations Environment Programme)

Árboles gratis

ecosiaPara plantar árboles ya no hay que ir al campo, lo puedes hacer desde tu ordenador. Tan solo usando Ecosia como buscador, tienes la oportunidad de mejorar nuestro planeta. Y, ¿cómo funciona? Te descargas el buscador, cuanta más gente lo utilice mayores ingresos por publicidad, y gran parte de dichos ingresos son destinados para la plantación de árboles. Así de sencillo, así de efectivo.

Actualmente están desarrollando este proyecto en Burkina Faso, donde no solo pretenden mejorar el medio ambiente, sino contribuir a la dinamización de la economía local.
En la actualidad llevan casi 4 millones de árboles plantados, pero el objetivo es alcanzar los mil millones de árboles para 2020.

Desde que comenzara en 2009 como una simple idea, su fundador, Christian Kroll, junto a un pequeño equipo, han logrado que se convierta en una B Company- empresas que cumplen rigurosos criterios sociales y medioambientales.

Además se puede acceder a toda la información sobre sus beneficios y gastos, y todos los detalles del proyecto en su página web.

Con un clic, estarás favoreciendo el desarrollo local, protegiendo la biodiversidad y mejorando el ciclo del agua. Y estas mejoras locales, se reflejarán a nivel mundial.
FUENTES:

Ecosia

http://www.ecosia.org

#QueremosLaHoraDeLondres

horaSon las 7 de la mañana del lunes 28 de marzo de 2016. Es de noche cerrada. Millones de trabajadores y trabajadoras españolas tienen que levantarse mucho antes de la salida del sol para llegar a tiempo a sus obligaciones, que suelen empezar hacia las 9 de la mañana. La semana pasada, a esa misma hora, lucía el sol, pero desde entonces han cambiado la hora: “a las dos, serán las tres”. El resultado es que la noche se prolonga hasta casi las ocho de la mañana.

Ocurre es que se suman dos vicios horarios en nuestro país, el horario de verano y la hora de Berlín. Cambiar la hora en verano para ahorrar combustible es una medida de guerra que se tomó en Alemania en 1918, para combatir la escasez de suministros que causaba el bloqueo naval aliado. La medida cayó en gracia y varios países (entre ellos España) la pusieron en práctica en años posteriores, pero luego se olvidó. En España se restauró durante la guerra civil. Hacia 1940 alguien olvidó publicar en el BOE el regreso al horario de invierno y nos quedamos con el de verano para los restos, es decir, con la hora de Europa Central, la hora de Berlín. Esta hora descompensada se descompensa todavía más al sumarle el cambio al horario de verano. En 1973, la Comunidad Europea se asustó de verdad ante la gran subida de precios del petróleo y planeó una respuesta contundente. ¿Tal vez la transición a una economía basada en energías renovables? No, ¡implantar el horario de verano para ahorrar energía!

El resultado es la completa oscuridad a las 7 de mañana a comienzos de abril. Galicia (al oeste de España) tiene la misma hora oficial que Galitzia (al este de Polonia). El problema es que en Przemyśl amanece un par de horas antes que A Coruña. La vuelta a la hora de Londres (o de Europa Occidental) se ha reclamado una y otra vez, pero el Gobierno permanece sordo a esta razonable petición, que además no costaría un euro, y que haría mejor la vida de millones de personas.

Ver esta publicación en genteyhogaressostenibles.info

Metro de Madrid y ACEA: dos mensajes muy distintos para una misma tarea

 

Ilustración: plano turístico del Metro de Madrid

Si alguna vez habéis utilizado el Metro de Madrid (el séptimo u octavo del mundo), podréis ver unos carteles no muy grandes que narran su  camino hacia la sostenibilidad pegados en los cristales de los vagones. Hablan de medidas para ahorrar agua y reciclarla, iluminación economizadora, sistemas de recuperación de energía en la frenada de los trenes, etc. No tienen que convencer a nadie.

El ferrocarril metropolitano es el sistema de transporte urbano (hoy por hoy) más sostenible que existe.  Madrid colapsaría en pocas horas si no existiera su red de Metro. El ferrocarril subterráneo transporta millones de personas diariamente con un coste ambiental por pasajero mínimo, en término de emisiones de CO2, gases tóxicos, ocupación de espacio, siniestralidad, etc.

Si alguna vez os habéis acercado a la publicidad de cualquier marca de automóvil (englobadas en ACEA, la asociación europea de fabricantes de coches), podéis ver frases estupendas como éstas: “Seducción magnética”, “Despierta tu pasión” “Muévete con libertad”, etc., etc. Comparado con el metro, el coche puede decir lo que le dé la gana. Entrando en el apartado de sostenibilidad de las marcas, se puede ver un lenguaje mucho más asertivo que las prudentes alegaciones del transporte público. Por ejemplo: “La sostenibilidad es el pilar de la estrategia corporativa del Grupo Volkswagen, una movilidad sostenible enmarcada dentro de la responsabilidad social y empresarial“.  Metro nunca se atrevería a ir tan lejos. O este otro de Renault:”

La apuesta es construir una movilidad sostenible al alcance de todos, que sea un vector de progreso para la sociedad y contribuya a un desarrollo más sostenible para nuestro planeta”. Metro de Madrid, modestamente, dice cosas como esta: “… el desarrollo de un servicio excelente en términos de calidad, seguridad, eficiencia y accesibilidad. Esto favorece la reducción de la congestión del tráfico en superficie, la contaminación atmosférica, el ruido ambiental, etc….” Sin dejar sonar las trompetas, pero trabajando eficazmente por la sostenibilidad.

Publicado en el boletín Señales de Sostenibilidad nº 112. Puedes suscribirte aquí

Tú y los humedales

 

El Día Mundial de los Humedales, que se celebró ayer, tiene como fin sensibilizar sobre los valores y beneficios que nos reportan. Éstos constituyen la mayor concentración de biodiversidad, conteniendo toda clase de aves, anfibios, peces o bacterias, sin olvidarnos de la vegetación. Nos aportan una mejor calidad del agua y el aire, ayudan a regular el clima, a controlar las inundaciones o favorecen actividades económicas en las poblaciones del entorno como el turismo o la pesca. Y todo gratis. Ahí reside el mayor interés para su protección.

Pero este día nos trae malas noticias. Casi la mitad de los humedales patrios se encuentran en situación preocupante debido a cambios en los usos del suelo, la contaminación o la introducción de especies invasoras. Al menos eso ha comprobado SEO/BirdLife a través de sus campañas “Alas sobre agua” y el “Programa de Áreas Importantes para la Conservación de las Aves y la Biodiversidad”.
España es el tercer país del mundo en número de humedales, nada más y nada menos que 74,  bajo el Convenio Ramsar. Dicho convenio obliga a los países firmantes a proteger sus humedales. Pero desde las instituciones no siempre se cumple con la normativa europea; especialmente en materia de agua, y desde la ciudadanía no siempre respetamos estos enclaves como es debido.
Visítalos y participa en las actividades recreativas que ofrecen, pero recuerda:  sé cívico. Respeta a los peces y aves, a las retamas y a los árboles, y “déjalos más limpios que como te los encuentres” (como me solía decir mi madre). Aprende sobre su importancia y valor, y cuéntaselo a tus amigos o a tus hijos.
Aprovecha estos días para visitar Doñana en Huelva, La laguna de Peñalara en Madrid o Las Tablas de Daimiel en Ciudad Real. Para aprender más sobre los humedales y su importancia, SEO está organizando distintas actividades por toda España. Toda la información se encuentra en su web seo.org.

María Perona

Fuentes y más información:

Ecoticias
SEO/BirdLife